Canadá anuncia plan para modernizar su sistema migratorio

El pasado 14 de febrero, Sean Fraser, Ministro de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía, presentó el Plan de Niveles de Inmigración 2022-2024, que traza un nuevo camino para la inmigración que ayudará a la economía canadiense a recuperarse e impulsará el crecimiento pospandémico.

El sitio oficial del gobierno destacó que el año pasado, Canadá recibió a más de 405.000 nuevos residentes permanentes, la mayor cantidad de inmigrantes en un solo año en toda su historia. A pesar de haber recuperado muchos de los puestos de trabajo perdidos durante la pandemia, aún quedan cientos de miles de puestos en todos los sectores esperando ser ocupados.

En la información se reconoció que la inmigración ya representa casi el 100% del crecimiento de la fuerza laboral, y con 5 millones de canadienses listos para jubilarse a fines de esta década, la proporción de trabajadores por jubilados se reducirá a solo 3:1 lo que demuestra la fuerte necesidad económica de aumentar la inmigración.

El Plan de Niveles de Inmigración 2022-2024 tiene como objetivo continuar recibiendo inmigrantes a una tasa de aproximadamente el 1% de la población de Canadá, incluidos 431,645 residentes permanentes en 2022; 447,055 en 2023 y 451,000 en 2024. Este plan se basa en su antecesor, con un mayor enfoque en apoyar el resurgimiento económico y crecimiento pospandémico.

Para respaldar estos mayores niveles, el Gobierno de Canadá anunció recientemente un plan para modernizar el sistema de inmigración del país para impulsar la recuperación económica y mejorar la experiencia, lo que ayudará a abordar los desafíos claves que enfrentan los inmigrantes.

Este plan ayudará a aumentar la atracción y retención de recién llegados en regiones con agudos desafíos económicos, laborales y demográficos y también aumentará la inmigración francófona fuera de Quebec, mientras apoya la integración exitosa de los recién llegados de habla francesa y fortalece las comunidades en todo el país.