We are all México: “no a nuevas leyes; que se cumplan las que hay”

Más de un centenar de mexicanos protagonizó el pasado lunes una marcha por el centro de Toronto para pedir justicia por los crímenes de Iguala
Más de un centenar de mexicanos protagonizó el pasado lunes una marcha por el centro de Toronto para pedir justicia por los crímenes de Iguala

MARTA ROCATIN

 

Los 43 normalistas asesinados en Guerrero pesan y duelen a los mexicanos residentes en Canadá. Así lo demostraron el pasado lunes a través de una manifestación de más de un centenar de personas que partió desde Nathan Phillips Square hasta el consulado mexicano pidiendo justicia para los estudiantes y sus familias y también el fin de la violencia y corrupción en México.
La marcha pacífica fue organizada por We Are All Mexico, un movimiento formado por mexicanos en Toronto a través de las redes sociales en los últimos meses (principalmente Facebook y Twitter) y que exige principalmente dos cosas: que no se detenga la investigación de la matanza de Ayotzinapa y que el gobierno federal de México asuma su responsabilidad en los hechos.
We Are All México surge de manera natural y espontánea como respuesta a la falta de información de nuestros paisanos que viven en Canadá”, explica Ramiro Arteaga, miembro del grupo. Como mexicano
y orihundo del estado de Guerrero, Arteaga afirma que no emprender ningún tipo de acción respecto a los crímenes supondría “ser cómplices” de los mismos. “Tenemos una gran responsabilidad los mexicanos que estamos en el extranjero. La presión internacional es muy importante”, añade.
We Are All México no es la único movimiento que reclama justicia para Iguala desde Canadá. El colectivo Arte y Resistencia Toronto, también presente en la manifestación, organizó el fin de semana la proyección de ‘El Violín’, la aclamada película de Francisco Vargas Quevedo que muestra cómo el movimiento guerrillero en México lucha contra el gobierno opresor, y un evento cultural con recital de poesía.
¿Cómo ayudar desde Canadá?
Aunque los integrantes de los distintos colectivos comparten las mismas preocupaciones y para todos supone una prioridad dar a conocer la matanza de Iguala y la corrupción que se apodera de las instituciones mexicanas, las acciones que proponen a estos problemas son muy diversas.
Para Jesús Maya, representante del colectivo Arte y Resistencia Toronto,  también “es importante encontrar el vínculo con la gente organizada en México y contribuir económicamente para que puedan desde allí luchar por la justicia”.
Otros consideran instar al gobierno canadiense a que deje de reconocer México como un país seguro. Sin embargo, Arteaga prevé que hasta que los problemas de México no repercutan en los intereses económicos de Canadá (especialmente en la explotación de minas), no habrá involucración alguna.
“El Estado mexicano está podrido”

 

Jesús Maya admite que es muy difícil dar con una solución a los problemas que ahora azotan a su país. “El Estado mexicano está podrido.
La corrupción está tan generalizada y el estado tan adelgazado que no hay poder sobre lo que sucede”, explica el activista.
Por su parte, Arteaga cree que suspender las policías municipales no es la solución. “La base de la estructura política son los municipios. Quitarles el derecho de dar servicio a sus ciudadanos significa debilitar la base de la sociedad”, opina. Arteaga añade: “No necesitamos nuevas leyes sino que se cumplan las que hay”. Para él, el principal mal de México es la impunidad, que obliga a los ciudadanos a estar a merced de la delincuencia.