TEMAS DEL DIARIO VIVIR
Entre el amor y el apego, la sutil diferencia

*Norma Alicia

 

Recientemente conversando con un amigo, me comentaba que un amigo suyo inesperadamente había fallecido y que  la viuda se enfrenta a un reto:  volver a empezar, ya que ella había creado una dependencia total de su pareja, y tuvo que actuar y reaccionar para enfrentarse a los problemas cotidianos.

 

Ahora bien, ¿qué es en sí el apego?. Es cuando quieres a una persona para que en si te haga feliz, y te dé todo lo que tu deseas, un sentimiento de dependencia total, algo así como…. “no puedo vivir sin ti”, “sin ti mi vida no tiene sentido”, “me haces falta”… es un estado ilusorio de la mente, no hay libertad, sino dependencia, esclavitud.

 

En una relación de apego, la pareja necesita para que él o ella le complete, para que llene su vacio, para que la haga feliz, y si no le da lo que necesita, hay un gran vacío interior en la persona y sufrimiento.

 

Dicen que el amor es ciego, pero lo que es ciego no es amor, sino el apego, el amor surge cuando hay libertad, cuando hay amor en una pareja, lo más importante es desear que el otro sea feliz, pase lo que pase, decida lo que decida, el amor verdadero únicamente desea la felicidad del otro.

 

No hay esa dependencia, pues cada uno es una fuente de amor, ninguno llena el vacío del otro, pues cada uno está lleno de amor y es así como lo comparten.

 

El amor es más profundo, es una conexión especial con la otra persona, y una comprensión que no se experimenta con nadie más, el amor es más estable e intenso que el apego.

 

El amor todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

 

Para eliminar el apego, no es necesario abandonar una relación, sino aprender a distinguirlo del amor.

 

Y como dijo el escritor francés Antoine de Saint-Exupery, “Amor no es mirarse el uno al otro, sino mirar los dos en la misma dirección”.

 

*  Sicóloga y periodista argentina-canadiense, radicada en Toronto.