El Día de los Padres

Al igual que en otras naciones, en particular de Latinoamérica, muchos canadienses, así como inmigrantes residentes en Canadá celebran el Día de los Padres el tercer domingo de junio.

Se trata de una fecha festiva cada vez más popular en América del Norte y otras partes del mundo a lo largo de los años, como una ocasión para que la gente muestre su aprecio por las figuras paternas.

Este año también se celebrará, al igual que el anterior, todavía en medio de la pandemia de la Covid-19. Sin embargo, en el caso de la provincia de Ontario, y de Toronto desde el viernes 11 de junio está en el primer paso del proceso de reapertura, todavía con muchas limitaciones necesarias y por lo menos para los próximos 21 días.

Esta festividad, como tantas otras en los últimos meses, debemos celebrarla con el mayor tino posible, sin violar las restricciones que todavía existen, implantadas por las autoridades de salud para evitar la propagación de la Covid-19.

Todos debemos recordar que siguen vigentes las regulaciones acerca de la cantidad de individuos que pueden asistir a reuniones familiares o vecinales, y que además se prohíben las actividades en las que las personas están en contacto cercano.

De todas formas, en este marco, podemos perfectamente rendirles homenaje quizás no de la forma que quisiéramos. Hay todavía un margen estrecho para estas celebraciones, teniendo en cuenta nuestras aspiraciones de homenajear a lo grande a las figuras paternas, ya sean los propios padres -adoptivos o de sangre-, así como padrastros, suegros, tutores y amigos de la familia.

Algunas personas organizan fiestas y actividades conjuntas para el tercer domingo de junio, y aquellos que tenemos a nuestros familiares y amigos lejos, podemos aprovechar las oportunidades que nos brindan las nuevas tecnologías para, aunque sea de forma virtual, tenerlos cerca.

Creemos que para todos el mejor homenaje a nuestras figuras paternas más allegadas es precisamente cuidarlos y cuidarnos nosotros, cooperar y seguir adelante en el proceso de vacunación y convencer a aquellos que aún no han decidido o no han tenido oportunidad para vacunarse.

Debemos evitar que tengamos una recaída en el número de contagios, cuando ya se ha avanzado tanto en Canadá en la lucha para detener esta terrible pandemia que en el país causó la muerte hasta la fecha de de unas 26.000 personas.

¡Felicidades a todos los papás, abuelos, suegros, a todas las figuras paternas de nuestra comunidad y de todo el país! ¡Felicidades a los papás que todavía se mantienen en la zona roja, en pleno combate a la Covid-19 o trabajando en áreas clave de la economía, en el campo o en las fábricas, en las tiendas o en los hospitales, para que podamos acceder a todos los productos, cuidados y servicios básicos que necesitamos!