Conservadores evalúan apelación de Brown ante acusaciones contra su campaña

El Partido Conservador de Canadá decidió contratar un asesor jurídico para revisar si uno de sus comités tiene juridiscción para escuchar a Patrick Brown impugnar su inhabilitación.

Un portavoz del propio Brown dijo además que no tomará ninguna decisión sobre su candidatura a la reelección como alcalde del área metropilitana de Toronto hasta que tenga tiempo de hablar con sus amigos y familiares.

Los conservadores se están tambaleando por la repentina descalificación de Brown de la carrera por el liderazgo la semana pasada, como resultado de acusaciones más recientes y separadas de irregularidades financieras por parte de un denunciante que había sido parte de su equipo de campaña.

El político ha sostenido que su campaña no hizo nada malo. Ha contratado a la destacada abogada de Toronto, Marie Henein, y está presionando al partido para que inicie un proceso de apelación.

La documentación sobre la convocatoria anterior en marzo parece arrojar más luz sobre las tensas conversaciones sobre si se debe permitir que el político asediado se una a la contienda en primer lugar.

Aunque Brown fue elegido alcalde de Brampton, Ontario, en octubre de 2018, menos de un año después de que estallara la historia, la elección pareció allanar el camino para ambiciones más grandes ya que declaró su intención de postularse para líder conservador federal solo cuatro días después.