CAMPAÑA EN GOFUNDME: Joven que fue atropellada
por un bus pide ayuda

“Hola mi nombre es Kenna Zurai Aldana Betancourt, tengo 28 años y soy venezolana. El 10 de octubre del 2013 tuve un accidente que fue crucial y cambio mi vida para siempre”.

Así arranca una petición en línea iniciada por una latina que requiere ayuda inmediata para resolver tanto su situación migratoria como su litigio legal por los perjuicios que sufrió luego de ser atropellada por un bus en Toronto.

El relato en Gofundme – www.gofundme.com/8an28rzw- continúa describiendo el incidente ocurrido en la calle Dufferin.

“Un autobús me atropello, pasándome por encima cuando estaba cruzando por un cruce peatonal…”.

Kenna dice que le costó mucho recurrir a la caridad pública, acostumbrada a trabajar y sostenerse pro sí misma. Pero desde el accidente tiene muchas dificultades físicas y emocionales.

 

“Mi situación migratoria actual es como visitante pero en el momento del accidente mi estatus era de estudiante con un permiso de trabajo. Estaba tomando clases de inglés en un programa de visa de estudio + trabajo. Con el estatus que poseo en este momento es casi imposible lograr que un médico me vea y aún me resta una cirugía más por hacerme”, explica la chica.

 

En charla telefónica con este reportero Kenna dijo que se ha gastado unos 15 mil dólares en asuntos legales desde el accidente.  El litigio puede tomar entre 3 y 5 años en resolverse. Ella confía que sea a su favor, pues ella cruzó, según dice, estando la luz del paso peatonal en verde.
Ella requiere  pagar la renta y sufragar los costos de hacer una solicitud para obtener una residencia temporal –que le daría posibilidad de ir a un médico de familia y ser remitida luego a la cirugía que tiene pendiente para acabarle de arreglar un problema en una de sus piernas.

“No puedo estar mucho tiempo parada porque el pie izquierdo se me hincha, tengo una zona sin sensibilidad en mi pierna –donde tiene doce clavos- lo que hace que incluso que golpee a otros cuando camino”, afirma.

En la charla se muestra positiva y alegre, dispuesta a enfrentar el reto volver a ser la misma muchacha sana que era antes del accidente. Pero una terapeuta que la atiende le ha diagnosticado una depresión severa prostraumática. “Yo procuro no usar un bastón o recordar ese diagnóstico porque quiero rehacer mi vida, conseguirme una pareja y hacer una familia”, dice.

“Estoy pasando por una situación muy difícil, no sólo monetariamente si no también emocionalmente. Mi familia se encuentra en Venezuela y por el control cambiario se les hace imposible proporcionarme soporte económico, es por esto, que solicito su gentil ayuda, para así llegar a cumplir mi meta. Muchas gracias de antemano”. Así cierra su solicitud.  Si desean hablar con Kenna le pueden llamar o enviar mensajes de texto al teléfono 647 550 2139.