Demasiado ocupados y falta de interés político: razones de los canadienses ausentes en las urnas

El 20 de septiembre del pasado año Canadá vivió una jornada electoral donde tres cuartas partes de la población acudió a ejercer su derecho democrático pero, ¿que sucedió con los restantes?

Un reciente estudio publicado por Statics Canada señaló que Quebec fue la única provincia donde la participación electoral fue mayor en 2021 que en las elecciones federales de 2019, con un aumento de 1 punto porcentual al 77 %.

En comparación con 2019, la proporción de canadienses elegibles que informaron haber votado en 2021 cayó en Nueva Escocia (-5 puntos porcentuales al 73 %), Alberta (-4 puntos porcentuales al 76 %), Saskatchewan (-4 puntos porcentuales al 77 %), Nuevo Brunswick (-4 puntos porcentuales hasta el 76 %), Terranova y Labrador (-3 puntos porcentuales hasta el 65 %) y Ontario (-2 puntos porcentuales hasta el 75 %).

Las preguntas en el aire rondan precisamente las cuestiones que llevaron a miles de canadienses a ausentarse de las urnas y es el propio Statics Canada quien encontró la respuesta a través de una encuesta realizada.

Entre los canadienses elegibles que no votaron en 2021, la razón más común para no votar fue no estar interesado en la política.

Al igual que en 2019, esta fue la razón más citada en la mayoría de los grupos de edad, con dos excepciones: la enfermedad o discapacidad fue la razón más informada entre las personas de 75 años o más, y estar demasiado ocupado fue más frecuente entre los de 35 a 44 años.

En general, citar cuestiones políticas (incluido el no estar interesado en la política) como razón para no votar fue más común entre los hombres (41 %) que entre las mujeres (37 %).

Contrario a lo que se pudo pensar en un momento inicial, la pandemia de COVID-19 representó solamente el 2% de todas las razones informadas para no votar en las elecciones de 2021.

Entre los motivos relacionados con el COVID-19 citados por los no votantes, aproximadamente dos tercios estaban relacionados con la preocupación por contraer el virus. El tercio restante estaba compuesto por personas enfermas de COVID-19 o que se aislaron a sí mismas, personas que no estaban de acuerdo con la celebración de elecciones durante la pandemia y personas que no estaban satisfechas con los protocolos establecidos para permitir una votación segura.

Esta preocupación fue más frecuente entre los grupos de mayor edad.

El informe develado por Statics Canada añadió que aquellos que no votaron por obligaciones relacionadas con la vida cotidiana representaron el 43 % de todos los motivos informados por los encuestados.

Esto incluía estar demasiado ocupado, tener una enfermedad o discapacidad o estar fuera de la ciudad.