Conocer el pasado para evitar repetir la historia

Desde Correo Canadiense estamos conmemorando hoy el Día de la Memoria por la Verdad y la Justicia, una jornada argentina pero que constituye un llamado a la reflexión para todos los países de la región.

Cada 24 de marzo se recuerda el Golpe de Estado de 1976 en Argentina, uno de los tantos hechos antidemocráticos que ha afectado a la región y que, como los otros, dejó un lamentable rastro de dolor.

Este golpe de Estado dio comienzo al autodenominado Proceso de Reorganización Nacional, la más atroz dictadura que asoló nuestro país por más de siete años y que tuvo como consecuencia la persecución y desaparición de 30.000 personas; entre ellos más de 600 Trabajadores de la Educación.

Con el correr de los meses, más de 600 Docentes desaparecerían, entre ellos varios miembros de la Junta Ejecutiva Nacional de la CTERA, como Marina Vilte, de Jujuy, y Eduardo Requena, de Córdoba. Muchos otros militantes fueron encarcelados, cesanteados, sufrieron exilios fuera del país o “exilios internos”, como miles y miles de trabajadores y trabajadoras, estudiantes e intelectuales.

Este 2022 se cumplen 46 años del que se considera el último golpe militar en Argentina, un recuerdo oscuro no solo para los nacidos en esa tierra  que fueron testigos de ese terror. Varios de ellos viven hoy aquí en Canadá y son testigos de lo que puede suceder cuando se violenta la democracia de los pueblos.