Canadá podría ampliar el margen para refugiados

El gobierno liberal del primer ministro Justin Trudeau está considerando una relajación de las restricciones para quienes solicitan el estatus de refugiado, reportan varios medios.

Esta medida podría abrir las puertas del país a alguien cuya combinación de raza, creencias políticas, estatus socioeconómico, orientación sexual, edad, cultura, discapacidad, estatus migratorio o indigeneidad hicieron que experimentase discriminación, opresión o marginación.

En los últimos 6 años y medio, Canadá recibió a 163.580 refugiados, la mayoría de ellos en Columbia Británica, Ontario y Quebec. Desde 1980, el país ha acogido a aproximadamente 1,1 millones de refugiados.

Esa política de puertas abiertas convierte a Canadá en un líder mundial en el reasentamiento de refugiados, según destaca la propia Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados.

Incluso a principios de este mes, Ottawa anunció que daría la bienvenida a hasta 5.000 refugiados afganos evacuados por Estados Unidos en virtud de un acuerdo para sacar a los canadienses y los aliados de la nación en Afganistán del país devastado por la guerra.

Aunque llegan con poco, los refugiados que arriban a Canadá encuentran rápidamente trabajo y, en general, tienen aproximadamente el mismo nivel de empleo que los canadienses nativos.

Después de cinco años en el país, el refugiado promedio gana aproximadamente la misma cantidad de dinero que los canadienses nativos y otros inmigrantes.