Un doblete de Messi pasa al Barça

Un doblete de Lionel Messi dio aire al Barcelona en el Amsterdam Arena, donde ganó al Ajax (0-2) y se clasificó para los octavos de final de la Liga de Campeones.

 

El gol anulado a Neymar por fuera de juego al inicio del partido parecía una buena señal, y también la hiperactividad de Xavi, de nuevo al mando de las operaciones azulgranas el día que igualaba a su amigo Casillas como el rey de la ‘Champions‘, con nada menos que 144 partidos disputados en la máxima competición continental.

 

Sin embargo, el Ajax no pareció impresionado por la fulgurante salida del rival y, poco a poco, fue haciéndose con el dominio del partido, como ya sucediera en su estadio hace ahora un año.

 

Fue una breve fase de agobio, en el ecuador de la primera mitad, para los de Luis Enrique que, incapaces de salir al ataque con el balón jugado, se limitaban a achicar balones mientras ganaban algo de aire detrás. Unos minutos que hicieron presagiar lo peor para los visitantes, con un tiro que rozó el palo de Andersen y una volea de Klaassen que encontró una gran respuesta en Ter Stegen.

 

El Ajax, intenso donde los haya, domó a su oponente hasta la media hora, cuando una llegada certera de Jordi Alba le recordó que el Barça sigue siendo, pese a todo, el Barça. A falta de diez minutos para el final de la primera mitad, Messi lanzó una falta ajustada a la cruceta derecha de Cillessen, que voló para impedir el gol, pero en la continuación de la jugada, la fe de Bartra ganó la partida al portero holandés para centrar el balón de nuevo a Messi, que cabeceó a placer para hacer el 0-1.

 

El Barça, con viento a favor, fue aun más reconocible en la reanudación. Adelantó sus líneas de presión, buscó jugar siempre en territorio enemigo y templó el partido como en los viejos tiempos. Luis Suárez estuvo a punto de hacer el segundo la primera ve que recibió en la posición de ‘9’, pero Cillessen tapó, de nuevo, el hueco por donde debía entrar el balón.

 

La expulsión de Velmant por cazar a Messi, y el segundo gol de la ‘Pulga’, al rematar en línea de gol una asistencia de Pedro desde la derecha, dejó desahuciado al equipo de Frank de Boer a falta de un cuarto de hora. El astro argentino acababa de igualar, con 71 tantos, al exmadridista Raúl como máximo goleador de la historia del Champions.

 

El marcador ya no se movió, pero el Barcelona se olvidó de su semana negra certificando su pase a la siguiente ronda.