Toronto, la capital multicultural del mundo

Toronto la urbe canadiense Foto Manuel Velez.

El viento sopla una brisa fría y levanta hojas de color marrón, amarillo, naranja y verde que caen de los árboles de maple (el arce es símbolo patrio) que se alzan en las calles de Toronto. Es otoño y el panorama de la ciudad se pinta gris pero a la vez se dibuja un arco íris como la naturaleza de su gente, pues en cada esquina que uno cruza se topa con rostros africanos, asiáticos, hindúes, americanos y latinos, entre otros.En los jardines y parques de la ciudad que parecen postales de revistas, las ardillas se cuentan por millones y, de vez en cuando, incluso podemos encontrarnos con algún zorrillo (mofeta) recolectando alimentos para invernar. Las casas parecen maquetas de madera, edificaciones de dos o tres pisos más su sótano, que tienen forma rectangular con techos bien inclinados -para que resbale la nieve con mayor facilidad durante el invierno.

Un hombre  con su perro en Yonge Street.
Un hombre con su perro en Yonge Street.

El ambiente de paz y tranquilidad se percibe en el silencio casi sepulcral de sus calles, cosa que a cualquier forastero le puede parecer extraño pero en realidad forma parte de su vida cotidiana, sin musicones, borracheras, peleas o escándalos callejeros. Los tranquilos vecindarios tienen además la fama de ser libres de robos, hurtos, atracos y asesinatos, tal vez eso explica en cierta forma el porqué de sus casas sin bardas, ni guardias de seguridad.Toronto es una ciudad moderna, limpia y extremadamente ordenada que se encuentra anclada a orillas del Lago Ontario, lo que le da cierta impresión de ciudad volcada al agua, aun estando a cientos de kilómetros del mar. Es una metrópolis cosmopolita, multicultural, llena de vida y cerca de un lugar tan mítico como las Cataratas del Niágara, aproximadamente a una hora y media de distancia en autobús.
Sus concurridas avenidas, por donde circulan buses, tranvías, el tren del metro y todo tipo de vehículos, podrían ser como las de cualquier ciudad grande del mundo; sin embargo, existe una característica que nadie puede dejar de notar: la tolerancia, un valor que se expresa al momento de usar el transporte público, al cruzar una calle a pie o en bicicleta. ‘Sorry’ (lo siento) y ‘thanks’ (gracias), son las dos palabras más pronunciadas, lo que refleja el alto nivel de respeto que se tienen entre sí en medio de la gran diversidad cultural. Además, es ley del conductor detener su vehículo para ceder el paso al peatón o al ciclista, si llega primero al semáforo en verde cruza, sino espera su turno para pasar con la paciencia que solo un canadiense puede tener.Al parecer el hábito de la lectura está en concordancia con el nivel de vida de sus habitantes. En los buses, metros y parques es común ver a un ciudadano con un libro en la mano, un e-book, o un periódico, este último en su gran mayoría es gratuito y se lo puede tomar de cualquier estante.En el corazón de Toronto palpitan los aires de la modernidad con enormes rascacielos que contrastan con el rostro de la otra ciudad que circula por las arterias de una red de senderos por túneles que se llama Path. En éste trabajan más de cinco mil personas, en al menos 1.200 tiendas, restaurantes, edificios de oficinas, hoteles, estaciones de metro y de tren que lo convierten, de acuerdo al libro de Récords de Guiness, en el mayor centro comercial subterráneo del mundo.

Una ardilla en San George.
Una ardilla en San George.

Estas son solo algunas de las tantas cualidades que tiene Toronto, la capital de la provinciA de Ontario en Canadá, que a menudo es nombrada como la ciudad más multicultural del planeta. Según datos oficiales, Toronto, que cuenta con 2,7 millones de habitantes, es el hogar de 200 grupos étnicos, y se hablan en ella más de 140 idiomas diferentes. Gente de Irlanda, Reino Unido, China e Italia son algunos de sus grandes grupos culturales; mientras que los de Irán, Holanda, Nepal y Rumanía forman parte de grupos más pequeños. En síntesis, Toronto es un pequeño mundo que nos ofrece una gran riqueza cultural, idiomática y gastronómica en una sola ciudad./
Alexander Terrazas
*Periodista boliviano radicado en Toronto