Monica Puig reconoce que tiene “que aprender a gestionar las derrotas”

Monica Puig
Monica Puig

El recorrido individual de la puertorriqueña Monica Puig fue corto en el Abierto de Australia, donde este miércoles cayó en la segunda ronda contra la kazaja Yaroslava Shvedova por 6-2 y 7-6 (6). En la pista dos, la cuarta en importancia del complejo de Melbourne Park, donde se disputa el primer Grand Slam de la temporada, y donde hoy la temperatura ha llegado a los 30 grados, Monica acabó su segunda participación en la capital del estado de Victoria sin sobrepasar la marca del pasado año. Monica y Shvedova se conocían perfectamente, no solo porque se han enfrentado una vez de forma oficial, en la final del torneo de Poza Rica, en México de 2012, donde ganó la Kazaja, que esta semana ocupa el puesto 66 del mundo, por 6-1 y 6-2, sino porque este mismo invierno se han entrenado juntas y han disputado partidos en Alicante (España), donde el español Ricardo Sánchez, entrenador de la puertorriqueña, tiene montado su cuartel general y donde la victoria se repartió entre ellas. “Tengo que aprender a gestionar las derrotas”,dijo a EFE la número 60 del mundo, ganadora de los dos últimos Juegos Centroamericanos y del Caribe, en Mayagüez y Veracruz. Seria y digiriendo aún la derrota, Monica recordó cómo había logrado superar dos roturas en el segundo set cuando su rival sacó incluso para ganar el partido, y cómo llegó a dominar el desempate por 4-1 y 5-3. “Creo que ella ha jugado bastante bien durante el partido, yo tuve mis oportunidades pero no las tomé.
He competido en cada punto pero las cosas no me salían. Pese a todo seguí pensando que podía dar la vuelta al partido, pero a veces hay una bola que se te va por poco”, dijo. EFE