GISELLE SOLER – Representante de una dinastía de patinadoras excepcionales

La argentina de 18 años Giselle Soler, ganadora de la medalla de oro en estos juegos Panamericanos Toronto 2015 en patinaje artístico pertenece a una dinastía de patinadoras de primera línea y todavía se recuerda a su hermana Elizabeth, que en Guadalajara 2011 se alzó con idéntico trofeo con un tango de Astor Piazzola como música de fondo.

Giselle, que ya había estado entre los primeros puestos en el campeonato panamericano de Patín artístico y había obtenido el primer lugar en el campeonatoMundial de 2014, se impuso nuevamente a pesar de haber sufrido dos caídas, ya que su estilo, su elegancia y su técnica fueron notorimente impactantes para el jurado.

“Mis viejos me enseñaron que cuando te caés, te tenés que levantar. Eso es en el patín y en la vida. Así que no me puse nerviosa cuando me caí. Me levanté sin mirar atrás y ni pensé que estaba en riesgo mi búsqueda de la medalla de oro”, manifestó cuando aún no se habían apagado loa aplausos que siguieron a su proclamación.

Este ha sido el primer Oro alcanzado por la delegación argentina en estos juegos y quienes acompañaron a la excepcional competidora porteña en el pido fueron la brasileña Talitha Haas y la chilena Marisol Villarroel.

“Estaba en el vestuario cuando me avisaron que oficialmente había ganado. Al lado mío estaba la entrenadora de Brasil. Me abracé con ella y comenzamos a llorar las dos”, contó Gissell antes de despedirse, en una muestra de que aún entre quienes compiten existe la emoción compartida y el reconocimiento.