Nuevas aplicaciones para ayudas económicas abrirán en 2022

Las personas en Canadá que se ven afectadas por las medidas locales destinadas a frenar la propagación de la variante del coronavirus Ómicron tendrán que esperar hasta 2022 para solicitar el apoyo financiero que ofrece el gobierno.

Recientemente se conoció que los empleados en las regiones donde los gobiernos provinciales han introducido restricciones de capacidad del 50%  o más son elegibles para estas ayudas financieras si han perdido más de la mitad de sus ingresos. Al momento de obtener la ayuda los beneficiados podrán recibir hasta 300 dólares canadienses por semana.

Un reporte de CBC News destaca que los trabajadores de las regiones cubiertas por las medidas temporales deberían poder presentar su solicitud a principios del nuevo año aunque hasta el momento no se conoce una fecha exacta para ello.

Las restricciones de capacidad son parte de las nuevas medidas impuestas recientemente en varias provincias en respuesta al rápido aumento de las infecciones por COVID-19 en el país.

El gobierno federal anunció que ante la necesidad de ampliar las medidas de control también se estará  ampliando la elegibilidad para el programa de ayuda económica a los trabajadores.

Las empresas sujetas a restricciones de capacidad del 50 por ciento o más y que enfrentan disminuciones de ingresos de al menos el 25 por ciento en el mes actual,  son elegibles para solicitar también el programa que otorga subsidios salariales del 25 al 75 por ciento, dependiendo de la pérdida de ingresos.

Ontario, la provincia más poblada y el motor económico de Canadá, anunció en las pasadas semanas la disminución a un 50% de la capacidad en bares y restaurantes. Además, las reuniones en el interior de edificios están limitadas a un máximo de 10 personas.

La provincia de Quebec también decretó el cierre de bares, gimnasios, auditorios, cines y otros establecimientos para controlar la pandemia.