Campaña para repatriar
el cadáver de Leonardo Durán a Colombia

Milena Durán y su fallecido hermano Leonardo Durán Foto Facebook.

Familia de víctima de salvaje ataque en Edmonton hace colectas con el apoyo masivo de los latinos en Canadá.

FREDDY VELEZ / Editor

Lo único que quieren Milena Durán y Elías Malkum, la hermana y cuñado de Leonardo Durán, es poder llevar a su hermano y cuñado a Valledupar –Colombia, para darle cristiana sepultura. Y están haciendo muchas cosas. El pasado sábado, por ejemplo esta pareja y sus tres hijos, ayudados por decenas de miembros de la comunidad latina en Edmonton, estuvieron vendiendo empanadas para recaudar el dinero que se requiere para repatriar el cuerpo de Durán, quien muriera a causa de una salvaje golpiza. El pasado domingo en la madrugada, seis desconocidos –cuatro hombres entre éstos-, asaltaron sin motivo alguno a Durán y a Malkum, cuando estos caminaban y estaban a una cuadra de la residencia de los Malkum-Durán.Aunque la respuesta del gobierno colombiano, en opinión de Elías Malkum, no ha sido la esperada, ellos están agradecidos del apoyo moral y económico recibido por terceros. En la cuenta de Go Fund Me, 316 donantes habían aportado hasta este miércoles 23, $15.869 dólares, para pagar los costos funerarios y de traslado en avión de su familiar fallecido.
La meta es $22.000 y los aportes se pueden hace visitando la página www.gofundme.com/ah-100?brandedshare=1&d=127223948 -. Milena, que no sale del shock que le causó el crimen, saca ánimos de donde no hay y dice que si no le lograran están dispuestos a vender sus pertenencias para cumplir con lo que consideran que es su obligación moral. Los Malkum-Durán –que llevan 10 años residenciados en el oeste de Canadá- y el padre de la casa llegó a trabajar primero como carnicero pero ahora se dedica a la carpintería y la construcción. Ahora mismo, para empeorar las cosas, se encuentra desempleado. DzLa familia de mi cuñado espera tener de vuelta a quien fuera una persona muy querida por todos y vamos a hacer lo imposible para que puedan enterrarlo en su tierra, dijo con voz entrecortada Elías Malkum a Correo Canadiense.
El asesinato ha conmovido a Edmonton, la capital de la provincia de Alberta, y las autoridades policiales han dicho que trabajan en la investigación para dar con los culpables, que se cree son de ascendencia indígena. Se espera que se pueda identificar a los asesinos mediante imágenes de cámaras de seguridad ubicadas en una gasolinera cercana, por la que pasaron los mismos en su huida. El mismo Malkum, que fue víctima igualmente de puñetazos peor que logró defenderse y desprenderse de la horda de atacantes, dice tener miedo. De la policía dice que me brindará protección, pero la verdad es que temo por posibles represalias de esa gentedz, dice agitado. Y pese al apoyo de la gente, también de muchos canadienses, se siente decepcionado igualmente de la respuesta que hasta ahora han tenido del gobierno colombiano.
Ellos esperaban un pronunciamiento público del gobierno de Colombia por el asesinato y un apoyo efectivo en la repatriación del cadáver.

Las autoridades colombianas les dijeron en principio que no podían hacer nada porque Durán entró a Canadá con un pasaporte de ciudadanía española. Durán, que tenía visa por seis meses, pensaba estar apenas dos meses, pero a pedido de su hermana había decidido extender su estadía otros dos meses hasta finales de diciembre. Y no alcanzó a renovar su seguro viajero de salud. Dice que Andrés Talero, cónsul de Colombia en Calgary sólo les ha ayudado con la parte de trámites legales pero que les sugirió por intermedio de una secretaria Dzcremar a mi cuñado y enviar las cenizas, porque eso sale más barato y que usara la plata que recogiera para otros gastosdz. DzLo que queremos es que nuestra familia, que es pobre, pueda
enterrar a este buen hombre que murió mientras nos visitaba para pasar la Navidad con nosotros. Eso es tododos, añadió.