VIVIR LA SEXUALIDAD: De la monotonía y otros demonios…

CECILIA ALBORNOZ

Por qué las parejas se separan, pues parece ser que las respuestas no son siempre verdaderas. Nos acomodamos socialmente para salir invictos de la ruptura. Hay muchos factores que contribuyen a la disolución de la pareja.Uno es la monotonía sexual.

Siempre afirmamos: cuando el manantial de la felicidad se acaba, se termina la relación. ¿Será cierto?

Las estadísticas muestran una variante relacionada con la educación. Se sabe que las personas con menos educación tienen una relación menos duradera, aunque creo que este factor no es lo más importante: la comunicación es la parte crucial en la relación de la pareja.

Uno de los componentes esenciales en la vida de pareja es la intimidad sexual, el manantial de la vida, donde todo está permitido. ?Pero qué pasa cuando deja de aflorar el deseo sexual en forma natural?. Ahí caemos en la rutina sexual, es decir en la monotonía, una repetición constante de actos. Me refiero a la intensidad sexual, no al amor cariñoso que puede ser la constante en las relaciones.

No es cosa fácil aumentar la llama del deseo. Para comenzar, debemos sacarnos todos los tabúes que traemos desde nuestra cuna e ir desgenitalizando la sexualidad: no solamente las relaciones coitales son sexo. Para Freud, el padre del psicoanálisis, el sexo era toda expresión afectiva corporal, es decir una tocada, una tomada de mano, una caricia robada, todos los pequeños encuentros corporales que no
sean palpar las zonas erógenas.

Para mantener una relación de pareja por largo tiempo, se requiere de mucha imaginación, no basta solamente con haber sido un buen amante; este amante se hace, no nace.

Además debemos comunicar a nuestra pareja lo que nos gustaría que nos hagan -la pareja no lee la mente. En la pareja, uno de los dos debe tomar la iniciativa, eso estimula al otro a seguirlo. Siempre excita a tu pareja cuando sientas deseos.

Incluir un tercer elemento en las relaciones sexuales ayuda enormemente, que nunca falte tu cajita feliz, que debería contener todas las fantasías que quisieras practicar.

Sus comentarios son bienvenidos a mi correo electrónico: malbornoz@hotmail.ca
Cecilia Albornoz
Terapeuta en Salud Mental, Educadora Sexual
Teléfono: 647-720-1166