Julio Salamanca carga los sueños de El Salvador en su robusta espalda

 

Una década después de ir a un gimnasio para ponerse fuerte y aumentar sus oportunidades de ligarse a las chicas, el levantador de pesas salvadoreño Julio Salamanca cree que su espalda es lo suficiente robusta como para cargar los sueños de su país en los Panamericanos.
”Me siento motivado y me veo con una medalla”, dijo Salamanca, quien competirá el 12 de julio en el concurso de 62 kilos del torneo de halterofilia de la justa continental.

 

Es de baja estatura y, aunque usa un moño de artista plástico, nada más verlo su imagen delata el deporte que práctica. Habla bajito y con frases cortas, pero muestra la seguridad de quien conoce a sus rivales y sabe hasta dónde pueden llegar.

 

“El oro será para el colombiano Francisco Mosquera, ese nos saca 20 kilos a los demás, después estoy yo con contrarios de nivel como el venezolano Jesús López y el mexicano Lino Montes, a quienes derroté en los Centroamericanos y del Caribe el año pasado, cuando gané plata; el dominicano y el ecuatoriano igual son duros”.

 

El Salvador tiene como figura más emblemática de los Panamericanos de Toronto a la marchista Cristina López, campeona en Rio de Janeiro, pero la atleta ha bajado el nivel, y en cuanto al nadador Marcelo Acosta, medallista de los Juegos Olímpicos Juveniles, tendrá contrarios de categoría mundial y quizás sea Salamanca el de más posibilidades de subir al podio por su país.
”En mayo me pasé un mes en un campamento en Colorado Spring, en Estados Unidos y luego trabajé duro en San Salvador, creo que puedo levantar 123 kilos en arranque y 160 en envión, con eso estaré cerca del podio”, dice.

 

El Salvador suma 20 medallas en Juegos Panamericanos, la de oro de Cristina López en Río, 7 de plata y 12 de bronce..
Roberto Guerra, entrenador de Salamanca, dice que el deportista salvadoreño, undécimo en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, posee el biotipo ideal de un levantador de pesas de 62 kilos> El deportista dice que “hace 10 años había empezado a practicar kárate, pero no era bueno y un día me acerqué a las pesas, más que todo con la idea de ponerme fuerte y ligar con más facilidad. Pronto empecé a mostrar buenos rendimientos y ahora estoy aquí”, dice.
Hace cuatro años El Salvador ganó una sola medalla en los Panamericanos de Guadalajara, la de plata de Evelyn García en la prueba contrarreloj individual del concurso de ciclismo.
Al igual que el nadador Acosta, la ciclista García puede ser protagonista, mas si ellos fallaran, Julio Salamanca levanta la mano para ponerse a su país en su espalda que a fin de cuentas está acostumbrada a soportar grandes pesos.
”Estoy optimista y el día 12 puede ser muy bueno”, insiste con una seguridad que asusta.