‘No’, a los matrimonios infantiles

El Gobierno canadiense anunció que aportará 20 millones de dólares a Unicef durante los próximos dos años para luchar contra los matrimonios forzados infantiles.

El dinero irá destinado a programas contra los matrimonios forzados infantiles en Bangladesh, Burkina Faso, Etiopía, Ghana, Yemen y Zambia.

El ministro de Asuntos Exteriores de Canadá, John Baird, dijo en un comunicado que los matrimonios infantiles son “una violación de los derechos humanos y también dificultan el desarrollo económico”.

“Cuando las niñas no pueden alcanzar su potencial absoluto, todo el mundo sufre: las niñas, sus comunidades y los países”, añadió el ministro de Asuntos Exteriores canadiense.