Perú: infausto balotaje

JOSE BENDEZU
JOSE BENDEZU

JOSE LUIS BENDEZU*

 

El domingo 5 de junio casi 23 millones de peruanos decidirán su futuro por los próximos cinco años en el balotaje de las elecciones de este 2016. Este proceso electoral se ha visto cuestionado desde su inicio por el papel ambiguo del Jurado Nacional de Elecciones, que entre otras medidas, en primera vuelta descalificó a 2 de los 19 candidatos que iniciaron la contienda, sin embargo y como la prensa constató, ellos no fueron los únicos que infringieron normas. Sumado a ello, la baja calidad de las propuestas de los postulantes indignó a mucha gente que simplemente no votó aun cuando en Perú el voto es obligatorio y el no hacerlo ocasiona una multa. Según, cifras de la ONPE, más de 8 millones de electores decidieron no respaldar a ninguno de los candidatos en el proceso electoral del 10 de abril. La aspirante por Fuerza Popular obtuvo 2 millones menos que dicho sector. Lo peor ni siquiera es eso, no discutiré -por lo corto del espacio- temas ideológicos, apenas el registro de que ambas candidaturas representan exactamente lo mismo: la preservación de políticas neoliberales cuyos resultados son responsables por la pobreza y la gran desigualdad existentes en ese país andino; la victoria de los grupos que desde siempre administran esa nación y que con su masiva propaganda lograron una vez más engañar a los ciudadanos menos informados. Es decir, se cambia al presidente para que no cambie nada. Lo tristemente destacable y por eso el título de esta nota, es que ambos candidatos están involucrados en actos de corrupción y desvíos de conducta y pareciera que para buena parte de los electores esto fuera irrelevante. El señor Pedro Pablo Kuczynski un conocido e inescrupuloso lobista, hizo carrera sirviendo a varios gobiernos peruanos en los que con frecuencia mezclaba promiscuamente intereses públicos y privados, desde luego, con grandes ventajas para su grupo económico. En el caso de la señora Keiko Fujimori la situación consigue ser peor, pues no sólo ella, sino su grupo político son acusados de un sinnúmero de delitos, que van desde haber pagado sus estudios en universidades estadounidenses con dinero público, hasta haber silenciado graves ilícitos cometidos por su padre, hoy preso por corrupción (entre otros crímenes) y del siniestro Vladimiro Montesinos, figura emblemática de lo peor que hay en la política peruana. La lista es larga, delitos en contra de los derechos humanos, crímenes a líderes de oposición, esterilizaciones masivas, etc. Al amigo lector, si se interesa, le sugiero ahondar en estas denuncias, al final son el pan de cada día de la prensa. Con esas opciones, oscuro futuro les espera a los ciudadanos de ese país con tan rica y ejemplar historia.

 

* Periodista, analista político, filósofo. Peruano, radicado en Toronto.

 

 

 

1 COMENTARIO

  1. Lamentable, pero este articulo resume en pocas palabras lo que los peruanos enfrentamos en estas elecciones presidenciales….Inclusive la alteracion de audios en que se desacredita informacion e investigacion de periodismo probo……

Comments are closed.