BOLSONARO, EL DERECHISTA A DERROTAR EN BRASIL| Haddad obtiene apoyo de casi toda la izquierda para segunda vuelta en Brasil

0
24
BRA50. SAO PAULO (BRASIL), 10/10/2018.- El candidato a la Presidencia de Brasil por el Partido de los Trabajadores (PT) Fernando Haddad, sucesor del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva en la carrera electoral, habla hoy, miércoles 10 de octubre de 2018, durante una rueda de prensa con corresponsales extranjeros en Sao Paulo (Brasil). EFE/Sebastião Moreira
El socialista Fernando Haddad, que disputará la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Brasil el 28 de octubre próximo frente al ultraderechista Jair Bolsonaro, consiguió atraer el apoyo de prácticamente toda la izquierda brasileña para el balotaje.

 

Bolsonaro, que obtuvo el 46,03 % de los votos en la primera vuelta, tendrá que dirimir la Presidencia en el balotaje con Haddad, que recibió el 29,28 %, ya que ninguno de los candidatos obtuvo más de la mitad de los sufragios el domingo.

 

Haddad, el sucesor del encarcelado expresidente Luiz Inácio Lula da Silva como candidato del Partido de los Trabajadores (PT), recibió este miércoles el apoyo, aunque “crítico”, del Partido Democrático Laborista (PDT), la formación que postuló a Ciro Gomes, que fue el tercer candidato más votado el domingo, con el 12,47 % de los sufragios.

 

El exministro de Educación de Lula ya había recibido la víspera el apoyo incondicional para la segunda vuelta del Partido Socialista Brasileño (PSB) y del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), la formación que postuló a la Presidencia al líder de los Sin Techo, Guilherme Boulos, que sólo recibió un 0,58 % de los votos en la primera vuelta.

 

El candidato del PT, además, cuenta con el respaldo del Partido Comunista do Brasil (PCdoB), un viejo aliado y al que pertenece la compañera de fórmula de Haddad como candidata a vicepresidente, Manuela d’Ávila.

El único de los grandes partidos de izquierda que hasta ahora no ha manifestado su apoyo al socialista es la Rede Sustentabilidade, la formación fundada por la ecologista Marina Silva, exministra de Medio Ambiente de Lula y que sólo consiguió el 1,0 % de los votos.

Los dirigentes de esta formación tienen previsto reunirse en la noche de este miércoles pero ya anticiparon que vetarán el voto en Bolsonaro, por lo que recomendarán a Haddad o el voto en blanco.

 

Pero el apoyo del PDT a Haddad, como explicaron sus dirigentes, no fue un cheque en blanco, ya que los laboristas están más preocupados con una posible victoria de Bolsonaro, polémico por ser defensor de la dictadura militar (1964-1985) y por sus declaraciones de tinte racista, machista y homófobo.