Chile sigue, con la justa, a los mordiscos
Uruguay no tuvo más que la garra y extrañó un Suárez

Chile sacó este miércoles a Uruguay, campeón de la Copa América del 2011, con la victoria por 1-0 avanzó a las semifinales de la 44 edición del torneo gracias a un gol de Mauricio Isla.

 

Hace 32 años que la Roja no vencía a la Celeste en la Copa América y su triunfo, con un golazo de Isla a pase de Jorge Valdivia, más que un premio a su buen fútbol, fue la recompensa por el tesón de sus jugadores.

 

Chile se estrelló muchas veces contra un muro, hasta que lo derribaron cuando ya Uruguay se defendía con diez jugadores por la expulsión de Edinson Cavani.

 

A Chile le costó más acomodarse, lo que aprovechó el equipo celeste para llegar a la zona e incomodar al portero Claudio Bravo en dos laterales servidos al corazón del área y con un remate de Christian ‘Cebolla’ Rodríguez, que salió desviado.

 

Poco a poco, Díaz, Aránguiz y Vidal pudieron alimentar a sus delanteros, especialmente por la derecha, donde Isla.

 

No obstante la falta de remate a gol afectó de nuevo a los chilenos. Vargas no lograba empalmar algún balón, Alexis Sánchez no aparecía aún y Valdivia se enzarzó en reclamos y jugadas bruscas.

 

Uruguay le cedió el control a Chile pero amenazó al contragolpe con un remate cruzado de Carlos Sánchez y un tiro libre que continuó en un córner.

 

Muslera tuvo más trabajo que su colega Bravo en la primera mitad y respondió bien ante remates de Aránguiz y Alexis Sánchez.

 

En el lado chileno, Bravo debió despejar con los puños tras un córner de Carlos Sánchez.

 

En la segunda mitad, Bravo debió exigirse al máximo ante un tiro de Rolan.

 

En el 63, Cavani recibió su segunda amarilla tras abofetear a Gonzalo Jara –que lo provoca tocándole su trasero.

 

Con diez Uruguay se replegó. Una y otra vez el ataque chileno no lograba inquietar a Muslera, pese a que entraron Matías Fernández y Mauricio Pinilla.

 

Sánchez casi sorprende a Bravo, con un tiro de distancia. Pero Chile tuvo su premio.

 

A los 80 minutos, tras un borbollón en el área charrúa, Valdivia cedió a Isla que desde la línea del área sacó un remate rasante hasta el fondo de las mallas celestes.

 

Uruguay sacó a relucir el juego fuerte, que en los 87 le valió la segunda amarilla y la expulsión a Jorge Fucile, tras un golpe alevoso a Alexis Sánchez.