Los jóvenes en el centro de la lucha desigual contra la Covid-19

Tras las nuevas medidas de cierre adoptadas por la provincia de Ontario, es necesario que reflexionemos, una vez más, si estamos cumpliendo con la parte que nos toca en esta lucha desigual contra la pandemia de la Covid-19, que en los últimos días se ensaña más en los jóvenes, muchos de los cuales se desempeñan en la línea roja de enfrentamiento a la enfermedad causada por el coronavirus SARS-CoV-2.

Expertos en enfermedades infecciosas de diversas partes de Canadá informan que los pacientes que son hospitalizados con enfermedades más graves son más jóvenes que durante las oleadas anteriores, y sus edades varían de una región a otra, pero generalmente son menores de 60 años.

“A medida que se extienden las nuevas variantes, veremos que la Covid-19 mata más rápido y a personas en edades tempranas”, señaló Adalsteinn Brown, copresidente de un panel de científicos que asesora al premier Doug Ford, al presentar un nuevo modelo para la provincia, según reportan medios de prensa locales.

Las autoridades sanitarias de Toronto ordenaron el cierre de las clases presenciales a partir del 7 de abril, por lo que los estudiantes tendrán que recibir las lecciones de forma remota, y esta medida se evaluará nuevamente el 18 de abril.

El jefe de gobierno de Ontario puso la semana pasada lo que llamó un “freno de emergencia” en toda la provincia, cerró los servicios de comedores y restaurantes en interiores y exteriores e impuso límites de capacidad en negocios, bodas y funerales.

Las restricciones son menos estrictas que las medidas que implementó la provincia en diciembre, que incluyeron el cierre de negocios y escuelas no esenciales.

Adalsteinn Brown, quien también es decano de la Escuela de Salud Pública Dalla Lana de la Universidad de Toronto, pintó un panorama desolador de las tensas unidades de cuidados intensivos de la provincia basándose en lo que había escuchado de los trabajadores de atención médica de primera línea.

“Familias enteras ahora se están presentando en cuidados intensivos, …Una familia terminó diseminada entre tres ciudades en tres hospitales diferentes, y todos murieron”, relató.

 Si cumplimos a cabalidad las medidas adoptadas contra la Covid-19 en la provincia de Ontario, pudiéramos evitar una buena parte de los sufrimientos asociados a esta enfermedad que ya provocó en todo el país más de xxxxx muertos desde que hizo su aparición en Canadá hace poco más de un año.

En los centros educacionales que están funcionando, las fábricas y otras instalaciones que mantienen su vitalidad pese a la pandemia, se adoptan disposiciones especiales para evitar la propagación de este mal, causado por el coronavirus SARS-CoV-2, pero eso no resulta suficiente si los individuos asociados a esas entidades no cumplen con disciplina lo indicado por las autoridades de salud.

Un ejemplo de esto es lo que sucede en las universidades de Ontario, en las cuales una gran cantidad de brotes de Covid-19 están vinculados a reuniones sociales de los estudiantes fuera del campus.

En un comunicado emitido recientemente, directivos de la Asociación de Estudiantes de Pregrado de Waterloo dijeron que estaban “decepcionados” al enterarse del brote en residencias como resultado de reuniones públicas, y aconsejaron que “es importante ser diligentes y seguir las pautas de salud pública para mantenernos seguros a nosotros mismos y a los demás”.

La advertencia a los universitarios es válida para el resto de la sociedad, necesitamos más disciplina, velar por el cumplimiento de las directrices de las autoridades gubernamentales y los expertos de salud. Solo así saldremos de esta pandemia y preservaremos a nuestros jóvenes, ancianos, hombres y mujeres, a nuestros seres queridos.

Toronto school boards to close classrooms on Wednesday, shift to remote learning

Schools boards and the province have been informed that Toronto Public Health will follow Peel Region in shuttering schools to in-person learning. Students will learn remotely.

Chief medical officer of health Dr. Eileen de Villa issued the order on Tuesday. Toronto Public Health said the closure will be re-assessed on April 18 when the scheduled spring break ends.

The health unit said schools should be the last places to close but new variants have increased the risk of serious illness and death from COVID-19 and strong measures are necessary.

“Unfortunately, current circumstances require that difficult decisions must be taken locally to protect all those in our school communities, including students, teachers and staff,” Toronto Public Health said in a statement.

On Monday, Peel Public Health was the latest health unit to use its authority to close its schools to in-person learning. Schools will be closed for at least two weeks, starting Tuesday, although the second week is the scheduled April break for staff and students.