Se prepara Toronto para solicitar despenalización de drogas ilícitas

Canadá ha vivido en estos meses de pandemia una crisis paralela de consumo de opioides y otras sustancias que han provocado verdaderas emergencias de salud en varias provincias del país.

Por ello el Centro de Adicciones y Salud Mental de la ciudad de Toronto, comenzó a solocitar al gobierno federal que despenalice todas las drogas y trabaje con las provincias para mejorar los servicios de tratamiento y reducción de daños.

En vista a ello Toronto se prepara para pedir al gobierno federal que despenalice completamente la posesión de drogas ilícitas para uso personal en la ciudad.

El gobierno provincial alega que dicha medidas puede ser decisiva a la hora de evitar las muertes por consumo que hasta la fecha ya alcanzan niveles récord en todo el país.

La pasada semana concluyó una consulta pública sobre el asunto, y el principal médico de la ciudad explicó que se espera enviar una solicitud oficial a Health Canada a finales de este otoño, similar paso al que dio Vancouver en mayo.

Toronto Public Health informó además que registró 521 muertes relacionadas con sobredosis solamente en 2020, un 78 por ciento más que las recortadas en 2019.

Los datos de la ciudad también muestran que los paramédicos respondieron a 93 llamadas de sobredosis que llevaron al fallecimiento de una persona durante los primeros tres meses de este año en comparación con 46 durante el mismo período en 2020.

El concejal Joe Cressy, que preside la junta de salud de Toronto, declaró que la despenalización es un elemento clave en una serie de medidas necesarias para abordar la crisis de sobredosis, junto con el aumento de tratamientos.

Añadió  que otras  medidas  incluyen un aumento de los servicios de reducción de daños y un suministro de medicamentos más seguro.

La mayoría de las muertes por sobredosis ocurren cuando alguien consume drogas solo en su departamento, según datos públicos, lo cual hace que sea vital conectar con la gente antes de su adicción.