Los beneficios del bilingüismo temprano

La mente de los niños es una esponja, van aprendiendo todo a tremenda velocidad y eficiencia. Sobre todo el lenguaje. Los niños puedan desarrollar la capacidad de aprender dos, o más lenguas al mismo tiempo. La gente piensa que, si es difícil enseñar a un niño a hablar y escribir correctamente una lengua, añadir otra ocasionaría confusión. Pero no es necesariamente así…

Por: ANA ACOSTA BEDON

Al igual que una esponja, la mente humana tiene la capacidad de absorber mucha información, y en edades tempranas se posee una plasticidad tremenda, lo que se traduce en capacidad de aprender diferentes habilidades al mismo tiempo.

La mente humana contiene un mapa de conceptos que va cambiando de modo que el individuo aprende nuevas definiciones, asociaciones y representaciones. La mente de un bilingüe no consiste en dos mapas conceptuales distintos, sino en uno solo, con más asociaciones más complejas entre conceptos. Por eso, los niños pueden activar más asociaciones cuando emplean una o las dos lenguas.

Que un niño sea bilingüe puede tener consecuencias positivas en su desarrollo. Algunos estudios sugieren que los bilingües superan a niños monolingües en actividades que incluyen control de atención. Los psicólogos de la Universidad de Concordia en Montreal, Canadá realizaron un estudio donde se analizaron las ventajas del bilingüismo en pequeños de dos años. Se les evaluó el vocabulario y el control del funcionamiento ejecutivo del cerebro (es decir, los procesos que controlan el comportamiento y las destrezas). Se observaron ciertas ventajas que aporta el bilingüismo en el ámbito del control de atención. Los niños bilingües pudieron concentrarse en las tareas dadas más rápido y eficientemente que los niños monolingües. Aunque esta diferencia no es dramática, es verdadera.

Sin embargo, otro estudio observó que hace falta un nivel de dominio alto de los dos idiomas para poder mejorar las capacidades de control del funcionamiento ejecutivo. Esto significa que los niños que hablan solo un poco del segundo idioma muestran patrones parecidos a los de los monolingües.

En un estudio de la Universidad Americana de Sharjah, se comparó a un grupo de estudiantes universitarios bilingües (inglés-ruso) con estudiantes monolingües rusos en medidas de pensamiento divergente, es decir la capacidad de realizar múltiples tareas y combinarlas al mismo tiempo. Los estudiantes bilingües se destacaron por su flexibilidad cognitiva, creatividad y eficiencia al resolver problemas cognitivos .

La arquitectura de la mente bilingüe explica todo esto.  El mapa conceptual complejo de los bilingües, al crear más conexiones, definiciones y asociaciones, activa más áreas de nuestra mente para controlar la circulación de información. Lo que todavía no sabemos bien es como estas pequeñas ventajas afectan el desarrollo académico e intelectual de los niños.  Esta pregunta todavía no se puede contestar ya que no se ha encontrado evidencia de que niños bilingües sean necesariamente mejores estudiantes que niños monolingües. Demasiados factores entran en juego, tales como su entorno o su actitud. Pero podría ser una pregunta de investigación futura basada en estudiar si existe o no tal relación entre bilingües y mejor rendimiento académico o profesional. La mente tiene posibilidades infinitas que necesitan ser exploradas y no ser reprimidas por miedo a lo nuevo y diferente.

Ana Acosta Bedon es una estudiante internacional de Ecuador. Cursa su segundo año en la Universidad de Toronto estudiando dos licenciaturas en Genética Fundamental, Biología Celular y un minor en Estudios de Género.

Este trabajo fue realizado para el curso Spanish Bilingualism. Asesora Académica Dra. Ana Pérez-Leroux

1 COMENTARIO

Comments are closed.