Toronto recibió en Teotihuacán
la llama Panamericana 2015

El presidente del comité organizador de los Juegos Panamericanos de Canadá, David Robert Peterson (i), recibe la antorcha con la llama de los próximos Juegos Panamericanos Toronto 2015. EFE

 

El deporte de América cumplió una cita con el antiguo mundo prehispánico del continente al celebrar este lunes en las ruinas de Teotihuacán (México), la ceremonia del fuego que dará luz a los Juegos Panamericanos de Toronto 2015.

 

El presidente del Comité Organizador, Robert David Peterson, recibió la antorcha de manos de los anfitriones y la cedió a un danzante para iniciar un recorrido que terminará en Toronto, Canadá, sede de los Juegos que se celebrarán del 10 al 28 de julio.

 

“Este lugar (Teotihuacán) habla del nacimiento y desarrollo de la cultura de nuestro hemisferio y realmente es un honor para nosotros aceptar la llama en este lugar tan reverenciado y antiguo”, declaró Robertson en un discurso ante unos 200 invitados.

 

El mexicano Olegario Vázquez Raña, presidente de la Federación Internacional de Tiro Deportivo, y miembro permanente por México del Comité Olímpico Internacional (COI) y el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, estaban entre los invitados.

 

Unos 150 danzantes con trajes coloridos, grecas y penachos de plumas ejecutaron las danzas prehispánicas correspondientes a la ceremonia del Fuego Nuevo que los Aztecas hacían para representar el principio de una nueva era en su mundo.

 

Estudiantes de escuelas del Estado de México, cumplieron con los rituales protocolarios del desfile de las banderas de los 41 países que forman la Organización Deportiva Panamericana (ODEPA) y de los himnos nacionales de México y de Canadá.

 

Los sacerdotes iniciaron el fuego con los rayos del sol para situarlo en un incensario especial con figuras de sus antiguos dioses en la misma plataforma donde hoy están las ruinas del juego de pelota, en el sendero entre las pirámides del sol y la luna, en Teotihuacán, ciudad de dioses en lengua náhuatl.

 

“Hoy se enciende la llama de los Juegos Panamericanos. Va a ser el comienzo de unos nuevos y, estamos convencidos, grandes y excepcionales juegos”, declaró el titular de la Organización Deportiva Panamericana (ODEPA), el uruguayo Julio Maglioni.