Denuncias de gimnastas femeninas: el abuso solapado contra las mujeres deportistas

Un grupo de más de 70 gimnastas canadienses que son y han sido miembros del equipo olímpico y nacional dijeron en una carta abierta el lunes que el temor a represalias les impedía hablar sobre una “cultura tóxica y prácticas abusivas” dentro del deporte.

“Ya no podemos sentarnos en silencio”, decía la carta. “Estamos denunciando nuestras experiencias de abuso, negligencia y discriminación con la esperanza de forzar un cambio”.

Según la carta, ha habido múltiples denuncias y arrestos por diversas formas de abuso emocional, físico y sexual y  los sujetos de esas denuncias han sido entrenadores canadienses, a muchos de los cuales los atletas estuvieron expuestos cuando eran menores de edad.

Aunque la respuesta fue tardía, Gymnastics Canada aseguró que se investigarán las denuncias pero, ¿es la primera vez que se visibilizan casos de explotación y abusos contra las mujeres deportistas?

Recordemos que en 2016 comenzó uno de los escándalos más grandes del mundo deportivo cuando más de 200 atletas estadounidenses denunciaron los abusos sexuales a los que fueron sometidas por parte del exmédico osteópata del equipo nacional de Gimnasia estadounidense, Larry Nassar.

Sin embargo, este no es el único caso o el único deporte donde las mujeres sufren de acoso y otros tipos de violencia.

En Francia se ha lanzado una campaña nacional contra la violencia sexual en el deporte tras haberse conocido que más de 400 entrenadores, docentes y otras figuras están bajo sospecha de cometer o encubrir abusos.

La institución Human Rights Watch denunció que los organismos internacionales del deporte hacen esfuerzos e inversiones, y elaboran severas normativas en contra del dopaje, pero no hacen el mismo esfuerzo para evitar el abuso psicológico y sexual que sufren las deportistas y por ende no protegen estos legítimos derechos humanos.

El caso de las gimnastas canadienses es lamentablemente solo una pequeña muestra de varias décadas de abuso y violencia contra las mujeres deportistas, una tendencia que es imperativo eliminar y sobre la cual las acciones deben ser precisas con todo el peso de la ley.