Sube consumo de agua pese a dramática sequía

California tiene sed

Una parte de los habitantes de California no parece haber entendido aún que el Estado se enfrenta a la mayor sequía de su historia desde que hay registros. Según un estudio presentado este martes en una reunión del Consejo Estatal de Control de Recursos Hídricos, los californianos han aumentado su consumo de agua un 1% en el último año. Las autoridades del Estado habían llamado con urgencia, por dos veces, a reducir el consumo de agua en un 20%. El nuevo dato de incremento de consumo viene a corregir las esperanzas que aportó un estudio anterior, publicado en mayo, que reflejaba una caída del 5%. El gobernador, Jerry Brown, declaró el estado de alerta en enero.

En la misma reunión del martes, el regulador estatal del agua aprobó a última hora de la tarde, por primera vez, multas de hasta 500 dólares diarios por el mal uso de este recurso.