Califican a Canadá como socio confiable en la lucha contra el cambio climático

Susannah Goshko, la nueva enviada de Gran Bretaña en Ottawa afirmó esta semana que Canadá todavía tiene credibilidad como socio confiable en la lucha contra el cambio climático, a pesar del aumento interno de las emisiones de gases de efecto invernadero que ha reportado en los últimos años.

La alta comisionada británica manifestó que el actual gobierno de Trudeau ha demostrado un enorme liderazgo en el escenario internacional en la lucha medioambiental, afirmación que viene dada por el aumento de los compromisos financieros de la nación sobre esa problemática.

Además, el gobierno ha manifestado en múltiples ocasiones sus objetivos de reducción de emisiones, lo que Goshko valoró como una acción que ejerce presión sobre otros países para moverse a la misma línea.

La funcionaria británica expresó estas ideas en una entrevista en la antesala de que Reino Unido acoja lo que se consideran conversaciones fundamentales sobre el clima, evento que organizan las Naciones Unidas en Escocia el próximo mes: la COP26.

Sin embargo, varios medios también destacan que el primer ministro canadiense enfrentó críticas de sus oponentes políticos y de grupos ambientalistas durante las recientes elecciones federales porque las emisiones de carbono del país en realidad aumentaron de 2015 a 2019, los últimos años para los que hay datos disponibles.

Si bien las nuevas políticas liberales podrían haber reducido las emisiones en los dos años transcurridos desde entonces, los datos actuales han alimentado la narrativa de que la reputación de Canadá en la lucha contra el cambio climático ha disminuido desde la participación de Trudeau en 2015 en el acuerdo climático de París.