BA.2 se convierte en la variante dominante en el mundo y pone en alerta a Canadá

La variante Ómicron  está siendo remplazada en el mundo por una de sus subvariantes, la BA.2, también conocida por los expertos como “ómicron silenciosa”.

Hasta hace apenas unas semanas, la variante más común detectada a nivel global era la BA.1, que sorprendía a las organizaciones de salud por su alto nivel de transmisibilidad, aunque fuera menos peligrosa que otras.

Sin embargo ya la Organización Mundial de la Salud declaró que la subvariante BA.2. representa casi el 86% de los casos secuenciados en esta segunda quincena del mes de marzo lo que arroja que puede ser incluso más contagiosa que BA.1.

Al igual que con otras variantes, una infección por BA.2 puede detectarse mediante una prueba de flujo lateral o una PCR, pero destaca como particularidad que esos tests no pueden distinguir BA.2 de delta. Hace falta realizar otras pruebas para estar completamente seguros.

Según datos de la Agencia de Seguridad Sanitaria de Reino Unido, una dosis de refuerzo de las vacunas aprobadas aumenta la protección y previene hospitalizaciones y muertes por causa de esta contagiosa subvariante.

Alarmas en Canadá

Ante la propagación de nuevos casos en el país, las autoridades sanitarias de varias provincias han llamado a la ciudadanía a aumentar la responsabilidad individual y colectiva.

Quebec es uno de los territorios donde se ha llamado a las personas a ser prudentes en medio del aumento de casos de COVID-19, ya que la provincia dice que posiblemente se esté preparando para una sexta ola de la pandemia impulsada por la subvariante BA.2.

Global News señaló en una nota que el director interino de salud pública de la provincia, el Dr. Luc Boileau, realizó una conferencia de prensa el domingo en la que emitió una advertencia a los quebequenses y dijo que varios indicadores de otra ola están aumentando a medida que los expertos monitorean de cerca un aumento en la propagación, pero que “todavía es demasiado pronto para decir que una sexta ola está oficialmente aquí”.

Boileau dijo que la provincia no tiene planes de anunciar restricciones o cierres, pero agregó que es importante que las personas actúen de manera responsable al realizar pruebas y aislarse.

En otras partes del país como Saskatchewan, también ha llamado la atención el aumento de contagios con esta subvariante.

BA.2 representa el 78,9 por ciento de todas las muestras de virus detectadas en Saskatoon, frente al 34,1 por ciento en el período de informe anterior.

La subvariante comprende el 81,1 por ciento del virus detectado en Prince Albert, aumentando desde el 17,9 por ciento. Y constituye el 68,6 por ciento de los casos en North Battleford, con un aumento del 49,4 por ciento.