La pandemia mortal de las drogas

Datos preliminares brindados por los Servicios Paramédicos de Toronto arrojaron que se atendieron 41 casos de sobredosis no fatales por opioides durante la jornada del 30 de junio pasado. Esta es la cifra más alta de reportes de esa naturaleza desde que se empezaron a monitorear los mismos en 2017. El 1ro de julio solamente se atendieron otros 30 casos similares.

Este consumo excesivo de drogas responde a los múltiples factores que ha puesto en juego la COVID 19, incluyendo las restricciones y los efectos de las mismas en la salud mental de muchas personas.

En su informe anual sobre drogas, la ONU alertó sobre el fuerte impacto que ha tenido la crisis global en el consumo de distintas sustancias. El número de consumidores y el de muertes se han incrementado en el mundo, mientras el mercado ilegal ha encontrado nuevos caminos para sobreponerse a los bloqueos por la pandemia, con una creciente presencia en línea y apostando por el uso de criptomonedas.

Este año, la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés) ha centrado su campaña bajo el lema “Hablemos de drogas, la información salva vidas”, con la misión de lograr que el conocimiento claro sobre los efectos del uso abusivo de sustancias ayude a erradicar la dependencia a ellas.

En nuestro país ya desde 2020 se dispararon las alarmas en varias provincias debido a que la pandemia de COVID-19 exacerbó las crisis de salud pública relacionadas con las sobredosis de opioides, las muertes y los daños causados por el consumo de sustancias.

Las muertes por drogas en Canadá se dispararon un 592% en un periodo de 17 años, con enormes aumentos entre 2015 y 2017, según informaron medios canadienses este mes.

La tasa de mortalidad por uso de estas sustancias aumentó a 118,3 muertes por millón en 2017, frente a 20 por millón en 2000, según un estudio realizado por la Universidad de Waterloo en el suroeste de Ontario.

El uso creciente de fentanilo, que es de 50 a 100 veces más potente que la morfina, es un factor en el aumento, mientras las sobredosis son frecuentes debido a la potencia de los opioides.

Un informe realizado en octubre de 2020 arrojó que la salud general de los canadienses disminuyó en los primeros ocho meses de la pandemia pues en lugar de optar por actividades físicas muchas personas combatían el estrés aumentando el consumo de alcohol, drogas y tabaco.

Los servicios de Salud del país aconsejan estar preparados para poder responder ante un caso de sobredosis de un familiar, vecino o amigo que lo necesite. Se recomienda llamar de manera urgente a los Servicios de Emergencias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí