Las cenizas de Fidel Castro emprenden
viaje desde La Habana hasta Santiago

El último camino de Fidel Castro en su natal Cuba.

¿Un estadista y líder mundial, o un dictador y asesino?; la historia lo dirá.

Las cenizas de Fidel Castro partieron este miércoles desde la emblemática Plaza de la Revolución de la capital cubana para el viaje de cuatro días en caravana por toda la isla, un cortejo fúnebre que terminará en Santiago de Cuba, donde se celebrará su funeral el próximo domingo. Envuelta en una bandera de Cuba y de madera de cedro, la urna con las cenizas, que reposaba en la sede del Ministerio de las Fuerzas Armadas, salió del edificio a manos de dos soldados. Fue un acto solemne al que asistió el presidente Raúl Castro, miembros de la alta dirección del Gobierno y del gobernante Partido Comunista, así como la esposa del fallecido líder cubano, Dalia del Soto, y algunos de sus hijos, Alex y Tony.

Castro, uno de los líderes más polémicos del siglo XX.
Castro, uno de los líderes más polémicos del siglo XX.

Para dar el último adiós a los restos mortales del líder, un cordón de gente estaba listo en esa plaza, donde la noche del martes se celebró un acto multitudinario de. Una multitud ordenada y silenciosa abarrotó los alrededores de la plaza, la céntrica calle 23 de la barriada del Vedado y el malecón, en un cordón controlado por militares, por todo el recorrido. El silencio sepulcral se rompió cuando la caravana giró desde la calle 23 al emblemático malecón habanero, donde se escucharon gritos de “Viva Fidel” o “Yo soy Fidel”, mientras ondeaban banderas cubanas. Tras salir de La Habana, el cortejo parará en varios pueblos hasta llegar a Santa Clara, donde pasará la noche, precisamente en la ciudad que alberga el mausoleo de Ernesto “Che” Guevara. Ese monumento lo mandó construir el propio Fidel Castro en 1997, cuando se hallaron en Bolivia los restos de su amigo argentino, fallecido 30 años antes. Las cenizas viajarán por toda la isla durante cuatro días en el trayecto inverso de la “Caravana de la Libertad”, el recorrido que los barbudos de Sierra Maestra, liderados por Fidel, realizaron entre el 1 y el 8 de enero de 1959 al triunfar la Revolución.Fidel Castro murió el pasado viernes 25 de noviembre a los 90 años en La Habana.

TRES VISIONES:
Lo que significa la muerte de Fidel y lo que viene para Cuba

 

Luis Mario Ochoa

Cantante cubano radicado en Toronto
Font La muerte del dictador tiene un gran significado moral, el símbolo que él representaba para la casta dictatorial, el guía, el ideólogo, el cerebro detrás de toda la maquinaria, ya no está más con ellos y eso les va a afectar. Cambios ocurrirán cuando se extinga la dinastía (o la derroquen) y/o haya una lucha por el poder entre los generales que ahora se reparten el botín de la herencia. Por ahora se van a atrincherar y la represión se recrudecerá, tienen que controlar violentamente (tienen mucha práctica y experiencia) cualquier tipo de manifestación por muy pacífica que esta sea, de lo contrario aquello va a convertirse en otro 1933 ó 1959 “antes del período calculado”.
Maureen Elizondo

Licenciada en Ciencias Políticas, consultora en Inmigración.
Es el fin de una era. Como lo manifestara Justin Trudeau los logros de Castro deben ser reconocidos y admirados. El luchó muy duro por su pueblo y su país. El fue el único capaz de enfrentar y ganarle como país a Estados Unidos. Aunque el Presidente Obama estaba esperanzado en levantar el embargo –que es lo que mantiene a Cuba en una lucha perpetua en lo económico, provocando los racionamientos de comidas, etc-, creo que el nuevo presidente, Donald Trump, va a echar para atrás esto y probablemente va a distanciar mucho más a los dos países y el embargo no será levantado.

Oviel Falcon

Empresario cubano radicado en Toronto

Tengo sentimientos de pesimismo y esperanza. Pesimismo porque aunque Castro está muerto la división entre los cubanos continúa. Los que celebran no tuvieron éxito mientras él vivió en lograr ningún cambio; los que lloran, no pudieron demostrar que sus ideas podían traer las mejoras que prometió. ¡Qué fracaso! Más de 50 años de culpar al líder de cada lado, y celebrando o llorando. Mientras tanto, gente que no tiene nada que ver con Cuba, personas sin escrúpulos, a las que no les importa el bien de Cuba, se aprovechan de estas divisiones.Esperanza porque, aunque no me alegro de su muerte; la figura que representó fue la razón por la que muchas personas mantuvieron esa inmovilidad; porque termina esa maldita frase utilizada por ambas partes: ” cuando Fidel muera…”,. Porque él comienza a ser historia, buena o mala, absuelto o no, pero historia; y, tal vez, los cubanos serán capaces de comenzar a unirse, cuando la excusa ya no existe, cuando los supuestos líderes o culpables ya no están, y para hacer que los oportunistas, gente que no quiere nada más que aprovecharse de Cuba y de explotar la división entre nosotros, queden sin elementos. Que nadie diga más ¡ustedes comunistas, o ¡gusanos! sino ¡cubanos!. Tengo amigos, familiares que amo y respeto de un lado y el otro, y todos ellos tienen algo en común:a ellos les importa Cuba y quieren lo mejor para ella. Por años estuvieron separados por sus respectivas visiones de lo que Fidel Castro hizo o no hizo. Espero que el 25 de noviembre haya sido el día final y un nuevo comienzo en sus vidas. Puede que esto nos lleve a madurar para que nunca permitamos que las ideas dividan a las familias, que se hagan daño unos a otros. Dejemos que el sentido común triunfe sobre el extremismo y todo lo demás.Sólo entonces, celebrar o lamentar una muerte tendría sentido para todos. Sólo si esto pasa las dos partes podrán cantar victoria. Sólo el tiempo lo dirá.