Revelan cifras de muertes por opioides en 2021

Toronto Public Health (TPH) ha publicado datos preliminares de la Oficina del forense jefe de Ontario que destacan una gran cantidad de muertes por sobredosis de opioides confirmadas en Toronto en 2021: un total de 511.

Los datos preliminares de 2021 representan un aumento del 74 % con respecto a 2019 y un aumento del 273 % con respecto a 2015 aunque se advierte que a medida que avancen las investigaciones estas cifras podrían aumentar.

También se observó un aumento dramático en las muertes por sobredosis de opioides en toda la provincia y a nivel nacional en 2020. Hubo un total de 539 muertes por sobredosis en Toronto en 2020.

En 2021, las autoridades registraron unas 6,005 llamadas no fatales y 357 llamadas fatales atendidas por los Servicios de Paramédicos de la ciudad por sospechas de sobredosis de opioides, un aumento general del 65% en comparación con 2020.

TPH emitió una serie de alertas de drogas sobre tendencias de sustancias nuevas o notables en el mercado de drogas no reguladas.

Los datos del Ministerio de Salud de Ontario sobre el número mensual de visitas al departamento de emergencias debido al envenenamiento por opioides en la urbe en el otoño de 2021 fueron los más altos vistos desde 2017. El pasado año se registraron 3947 visitas al departamento de emergencias debido a los efectos nocivos de estas sustancias.

El Servicio de Verificación de Medicamentos de Toronto ha detectado contaminantes cada vez más tóxicos e impredecibles en el suministro de este tipo de sustancias.

Los componentes clave del Plan de acción de sobredosis de Toronto incluyen la provisión de servicios de reducción de daños, educación y tratamiento a través de The Works y la acción crítica en la despenalización de las drogas para uso personal.

En enero, TPH presentó una solicitud de exención  a Health Canada para permitir la posesión de drogas para uso personal, reconociendo que el uso de sustancias es un problema de salud y no criminal.

TPH continúa trabajando con Health Canada, personas que usan drogas, organizaciones comunitarias, expertos médicos y el Servicio de Policía de Toronto en un modelo de despenalización para la urbe.

Todas las drogas, incluidas las que son legales, tienen el potencial de causar daño. La mejor manera de mitigar los daños potenciales asociados con las drogas es mejorar la educación y la regulación.