Ofensiva de Perú se queda sin premio

La selección de Perú empató este miércoles a un gol con la de México en un partido amistoso donde desplegó un intenso juego ofensivo sin obtener el premio del triunfo, ya que se encontró con un rival más trabajado tácticamente y con experiencia para igualar a su rival desde la calma y el rigor defensivo.

 

Perú afrontó su única prueba antes de debutar la próxima semana con Brasil en la Copa América y presentó un planteamiento muy ofensivo en el que Farfán, autor del gol, tuvo libertad de movimientos, pero México se rehizo e igualó con un remate de cabeza de Valenzuela en un tiro libre.

 

El combinado blanquirrojo comenzó el encuentro lanzado al ataque, con sus laterales Advíncula y Céspedes muy adelantados.

 

Sin embargo, solo logró dos claras ocasiones de gol durante el primer tiempo, ambas desbaratadas por el portero Alfredo Talavera.

 

La selección mexicana se mantuvo a la expectativa de los eventuales errores de Perú, que mostró una defensa muy expuesta.
La selección de Miguel Herrera quiso ejercer un juego más vertical al inicio de la segunda parte pero pronto se vio sobrepasada nuevamente por la intensidad de los peruanos, obsesionados con recuperar el balón en la mitad del campo.

 

En una jugada así nació el gol de Farfán después de que el centrocampista Joel Sánchez se anticipó a la defensa de México y sirvió el balón a Guerrero, cuyo disparo rebotó en el palo y terminó a los pies del jugador del Schalke 04 alemán.

 

El gol de Perú rompió la rigidez defensiva de los visitantes, que adelantaron sus líneas para buscar el empate, y el partido pasó a convertirse en una consecución de ataques de una portería a otra.

 

La tricolor, que en Lima vistió de blanco, se encontró con el empate al sacar un tiro libre, donde Juan Carlos Valenzuela remató de cabeza sin oposición ante la salida a destiempo de Pedro Gallese.