OPINION: ¿Inadmisible Nicolás?, ¡no!…
¡Inadmisible que esto siga sucediendo!

La familia Montoya Rodríguez (Imagen tomada de Youtube)
La familia Montoya Rodríguez (Imagen tomada de Youtube)

FREDDY VELEZ*

No sólo es viral en redes sociales. También es noticia internacional: El caso del niño costarricense Nicolás Montoya  y su familia, a quienes se les acaba de negar la solicitud de residencia en Canadá porque el menor nació con la condición genética del Síndrome de Down.

En breve: Felipe Montoya, quien vino a Toronto contratado como docente por la Universidad de York, trajo a su  esposa Alejandra -profesora de Flamenco- y sus dos hijos –Tania, la hermana mayor de Nicolás ahora cursa su secundaria; y luego hizo uso de la opción de solicitar residencia tras admirar la calidad de vida y las oportunidades que podrían encontrar sus hijos.

Pero no esperaba este desenlace, pese a que algunas personas le hubieran advertido de los obstáculos que enfrentaría por la condición de Nicolás.

Y es cuestión de pena –¿de qué vale que el país asuma el costo de acoger a 25 mil sirios, cosa que se aplaude, si rechaza una familia porque podría costarle al sistema de salud $25 mil dólares al año?

Los Montoya ya tiene decidido que regresarán a su país y entonces no se trata tanto de pedir que se reverse la decisión. Ellos no se sienten en el país que creían que respetaba los derechos humanos y prefieren irse luego de tres años intentando positivamente hacer de este su segundo hogar.

Esta no es la primera vez en el que  se toma una medida apegada literalmente al manual que cada oficial de inmigración tiene –y que justifica legalmente su actuación.

Lo que nos queda, a los canadienses, incluidos los que alguna vez fuimos aceptados en este país en diferentes circunstancias, es hacer que casos como el del niño Nicolás Montoya Rodríguez no se repita.

¿Cómo?: emprendiendo acciones ahora para que el Ministerio de Inmigración, o de ser el caso, el parlamento canadiense, cambien estas regulaciones que discriminan de forma absurda e inhumana a las personas y familias que se aceptan basado en razones médicas –que pueden ser discutibles además como en este caso.

Invitamos a los lectores a escribir a los miembros del parlamento de su área protestando por la decisión que afectó  a la familia Montoya Rodríguez, la misma que desdice del carácter humanitario tradicionalmente demostrado por Canadá y que el actual gobierno liberal ha querido recuperar y retomar como un valor fundamental de la nación.

Es sencillo, que se pida que las regulaciones en este sentido se cambien, de manera que la negativa a los Montoya-Rodríguez quede en el pasado y nunca más se repita en casos similares. No solo son las familias como las de Nicolás las que pierden, sino todos nosotros como sociedad.

Inadmisible no debe ser un niño como Nico; inadmisible debe ser que eso pase de nuevo en Canadá. ¡Simple y justo!

Mire el video que hizo la familia de Nico para denunciar el caso haciendo clic AQUI

Para ver  el texto completo de la carta de rechazo de la solicitud de residencia haga clic AQUI

 

*Editor de CORREO Canadiense, periodista colombo-canadiense, radicado en Toronto.

 

2 COMENTARIOS

  1. Apoyo la reivindicación que está realizando esta familia. No a ninguna forma de discriminacion. No al.neocolonialismo. No a la segregación por ninguna cosa.

  2. Firmar esta peticion. 2351&utm_source=share_petition&utm_medium=facebook&utm_campaign=autopublish&utm_term=des-lg-share_petition-reason_msg&fb_ref=Default

Comments are closed.