CINE: Split, una experiencia visceral y reflexiva

FREDDY VELEZ/ Editor de Correo Canadiense

Fue una noche de cine a ciegas y quedé con los ojos bien abiertos.
Invitado por mi hijo a ver una película que proyectaban en anticipo y por invitación gratuita me senté frente a la pantalla sabiendo solo el titulo del filme: Split, o Múltiple –cómo se le ha titulado en español.
Una producción que no te da tiempo a la distracción, a salirte de la trama, con un guión genial del guionista, director y productor M. Night Shyamalan.
La cinta se estrenó en Canadá este jueves 20 de enero, pero quienes ya la han visto salen entre confundidos y satisfechos, con cara de haberse divertido, de haber sentido lo que se espera en el cine de suspenso –todo lo visceral posible- y, también, de haber reflexionado en las posibilidades inexploradas de la mente humana.
Este thriller psicológico de corte sobrenatural tiene en el papel principal a James McAvoy y Anya Taylor-Joy.
La historia es alrededor de Kevin, un hombre que sufre del trastorno de identidad disociativo, con una particularidad: éste tiene 23 personalidades, una más por destaparse.
Hice memoria y con mi hijo recordamos que este director es el mismo de El Sexto sentido –salió en 1999-, ese otro sensacional thriller –la marca del autor se nota.
Todo inicia en una fiesta de cumpleaños, cuando tres adolescentes, entre ellas, Casey –interpretada por Anya Taylor-Joy- son secuestradas por Kevin, que trata con cierta bondad de controlar sus demonios. Al cierre hay un twist que hará reir al espectador –sobretodo a quienes siguen al director y saben de sus películas. Esto es un premio no esperado luego de haber sufrido con el suspenso que no presenta escenas tan gráficas como para salir corriendo, pero que te deja con el sabor de haber asistido a una buena noche de cine. Vale la pena el ‘sufrimiento’.

editor@correo.ca