NO SE APURE A FIRMAR

Un buen consejo legal le puede ahorrar dolores de cabeza

CARINA RAMOS*

 

“No entendí” y “no leí” no son excusas para defenderse de un mal acuerdo escrito y firmado. Si quiere ahorrarse dolores de cabeza, no firme nada que le suene raro, especialmente si está escrito de manera sofisticada para que le suene inteligente, pero no claro.

La honestidad se puede escribir con simpleza. Si no es simple, es complejo y se puede interpretar de diferentes maneras; presumiblemente algunas más de las que le explicaron a usted cuando le pidieron que firme.

La honestidad no tiene fecha de vencimiento. Si el acuerdo es bueno, usted puede tomarse su tiempo para firmar. No confíe en quienes lo apuran. Pida un tiempo para pensar y si realmente no entiende lo que le están sugiriendo que firme, consulte con un abogado o un paralegal.

La consulta es sencilla. Usted simplemente necesita acordar una entrevista y llevar el documento que tiene que firmar y cualquier otro papel que esté relacionado con ese mismo documento como cartas, emails, apéndices o anexos, propuestas, presupuestos, catálogos, fotos, dibujos, planos, etc.

Si le están pidiendo que renuncie a sus derechos sobre algo o alguien que es muy importante para usted; si le están pidiendo una suma preocupante de dinero o le están haciendo asumir obligaciones que usted considera excesivas, llame a un abogado o paralegal.

Cada uno cuida sus propios intereses y eso es lo que hace la gente que le está pidiendo que firme. Sólo su abogado o paralegal tiene la obligación de cuidar sus intereses.

 

 

*Periodista y Paralegal 

argentina radicada en Toronto

carinaramos16@hotmail.com