Nuevas regulaciones apuestan por asequibilidad de servicios

El Primer Ministro, Justin Trudeau, anunció esta semana que las primeras leyes del gobierno presentadas en la próxima sesión parlamentaria están enfocadas en hacer la vida más asequible para los canadienses que lo necesitan.

Entre las medidas que contemplan los nuevos proyectos destaca la disposición de duplicar el crédito fiscal para bienes y servicios (GSTC) durante seis meses, brindando apoyo a aproximadamente 11 millones de personas y familias que lo reciben.

En este apartado se encuentran aproximadamente la mitad de las familias canadienses con niños y más de la mitad de las personas mayores canadienses. Los solteros sin hijos recibirían hasta $ 234 adicionales y las parejas con dos hijos recibirían hasta $ 467 en sus bolsillos este año. Las personas mayores recibirían un promedio de $ 225.

Se evaluará también proporcionar un beneficio dental a los niños menores de 12 años que no tienen acceso a un seguro dental, a partir de este año. Se proporcionarían pagos directos por un total de hasta $1,300 por niño durante los próximos dos años (hasta $650 por año) para servicios de esta índole.

Esta es la primera etapa del plan del gobierno para brindar cobertura dental a las familias con ingresos inferiores a $90,000 y permitirá que los niños menores de 12 años obtengan la atención dental que necesitan mientras se desarrolla un programa nacional integral de atención dental.

Trudeau anunció además que busca proporcionar una recarga única al beneficio de vivienda de Canadá para entregar $ 500 a 1,8 millones de inquilinos canadienses que luchan con el costo de la vivienda.

Este nuevo beneficio federal único se sumará al Beneficio de Vivienda de Canadá actualmente cofinanciado y entregado por provincias y territorios. El beneficio federal estará disponible para los solicitantes con un ingreso neto ajustado inferior a $35,000 para familias, o inferior a $20,000 para individuos, que paguen al menos el 30 por ciento de sus ingresos en alquiler.