Hispanos tienen la oportunidad
de cambiar el futuro de Canadá

MANUEL RODRÍGUEZ*

1-JustinTrudeau y Manuel Rodríguez page 4 editorial
Justin Trudeau y Manuel Rodríguez

 

Ser canadiense es sinónimo de ser humanitario.  ¿Fue este nuestro pasado o es nuestro presente? ¿Será este nuestro futuro?

 

Tradicionalmente Canadá ha sido conocido como un país humanitario, pero muchas cosas han cambiado en la última década.

 

La inmigración chilena a Canadá de principios de los setenta fue causada por la dictadura derechista de la época.  En ese momento Pierre Trudeau siendo Primer Ministro de Canadá se encargó de hacer los cambios necesarios al sistema de refugio de nuestro país para acoger los intelectuales chilenos que pidieron protección en la embajada canadiense en Chile.  Días más tarde estos refugiados volaron a Canadá con permiso “ministerial”, definiendo así una nueva fase en el sistema de Inmigración de Canadá.

 

En los 80’s la migración centroamericana a Canadá se dio como resultado de las guerras civiles de esa época, muchos intelectuales y civiles perdieron la vida defendiendo sus ideas o simplemente fueron víctimas del fuego cruzado. En diciembre de 1989, el gobierno canadiense puso en marcha un plan para sacar del conflicto a familias que se encontraban en riesgo.  En menos de cinco días varias familias, entre ellas la mía, fuimos trasladados de San Salvador a Toronto llegando a Canadá bajo un permiso “Ministerial”. El programa que en aquel entonces y hasta el 2013 era conocido como CIDA Program (Canadian International Development Agency), salvó la vida de muchos refugiados.  CIDA desapareció del marco de la ley de inmigración Canadiense cuando el gobierno de Harper decidió que era un gasto innecesario que afectaba el presupuesto nacional.

 

Hoy estamos viendo refugiados de todas partes de todos los rincones del mundo pero como canadienses, hispanos y seres humanos  que somos sentimos el dolor de esas familias que buscan desesperadamente un sitio seguro donde vivir y ven en nuestro país una esperanza de vida.

 

Quienes ya estamos aquí nos sentimos agradecidos de haber sido acogidos en Canadá, de haber tenido la oportunidad de rehacer nuestras vidas.

 

En este periodo de elecciones hemos visto como el Partido NDP y el Partido Liberal están más abiertos que el Partido Conservador a considerar medidas para afrontar la crisis de refugiados que sufre el mundo.

 

Hace poco tuve la oportunidad de preguntarle a Justin Trudeau, líder del partido Liberal, en una reunión llevada a cabo en el Town Hall de Toronto que pensaban  hacer él y su partido  con respecto a la crisis de refugiados y mantener la reputación humanitaria que tenemos como canadienses, y si re-establecería los programas que en la última década el Gobierno presente ha cancelado.  Trudeau me contestó, en televisión nacional, que el propósito del partido Liberal era restablecer nuestra imagen humanitaria, que en una crisis como la que se está viviendo la parte económica no es el único punto que hay que considerar.

 

Las elecciones federales del 19 de octubre son de crucial importancia para nuestra comunidad y para los inmigrantes en general. Ya hemos visto cómo nuestra comunidad hispana ha jugado un papel importante en la elección de concejales y aún de alcaldes en Toronto.  Cómo canadiense, como beneficiario de la tradición humanitaria de Canadá y como ser humano espero que cada uno de nosotros, los que tenemos el derecho al voto en Canadá le demos la importancia necesaria a este derecho y que lo ejerzamos responsablemente.  Los que inmigramos a Canadá en algún momento lo hicimos atraídos en parte por la responsabilidad social de este país, este es el momento de recordarlo y de construir el futuro y el legado que dejaremos a nuestras futuras generaciones para que ellos también se sientan orgullos cuando digan soy canadiense!

 

*Tesorero en el área de High Park-Parkdale del Partido Liberal de Ontario; fundador de Unikron una Agencia de video; ex presidente de la Cámara de ComercIo Hispana de Toronto  y Vicepresidente y fundador de Hispanotech. Manuel@manuelrodriguez.com