TRIPLETE EN ARRANQUE DE LA CHAMPIONS LEAGUE| Messi muestra sus credenciales

Messi.
Lionel Messi aseguró que quería la Liga de Campeones. Lo dijo alto y claro, en su estadio, micrófono en mano, antes del Trofeo Joan Gamper: “Vamos a darlo todo para que esa copa tan linda vuelva al Camp Nou”. Un mes después, inició la competición con un triplete al PSV Eindhoven, que perdió 4-0 con el brillo del argentino.

 

Los tantos de Messi protagonizaron el inicio de la Liga de Campeones, en la que también ganó el Inter Milan en su regreso a la competición seis años después, el Atlético logró una victoria de oficio en Mónaco (1-2), el Liverpool doblegó al PSG (3-2) y el Dortmund debutó con una victoria de rebote ante el Brujas (0-1).

 

Después de las cuatro Ligas de Campeones que ha conseguido el Real Madrid en los últimos cinco años, Messi, que no ha perdido el reinado en España con siete de los últimos diez títulos de Liga, quiere recuperar el trono en Europa.

Y, de momento, ha empezado muy bien. El PSV Eindhoven sucumbió a la magia del argentino, que abrió el marcador con un gran gol de falta cuando el Barcelona no encontraba huecos y el conjunto holandés asustaba con algún que otro contragolpe peligroso. El gol de Messi, acabó con cualquier posible sorpresa en el Camp Nou.

 

Después, en la segunda parte, hizo otros dos tantos, que unidos a otro del francés Ousmane Dembélé, que batió al guardameta Jeroen Zoet con un buen disparo desde fuera del área, cerraron un marcador contundente con el que el Barcelona inicia con buen pie el inicio al asalto de la Liga del trofeo que tanto desea Messi.