Líder del NDP-Ontario presentó su plan de “Viviendas Asequibles”

El New Democratic Party (NDP) de Ontario presentó recientemente su plan de “Viviendas Asequibles” que busca permitir que los habitantes de esta provincia, la más poblada del país, puedan costearse una vivienda digna.

El plan Viviendas Asequibles aumenta la oferta de viviendas, ayuda con el pago inicial a quienes compran por primera vez, y proporciona ayuda financiera y más seguridad a los arrendatarios, destacó la lideresa de la oposición oficial del NDP, Andrea Horwath al presentar el plan el pasado 23 de noviembre.

“Los jóvenes deberían poder acceder a un lugar propio que sea seguro y asequible cuando estén listos para ello. Las personas deberían poder alquilar una vivienda sin sentir constantemente el miedo a ser desahuciadas o a las subidas del alquiler que no pueden costear. Y comprar una vivienda no debería estar fuera del alcance de las familias que trabajan duro”, afirmó Horwath.

Agregó que, durante décadas, los gobiernos liberales y conservadores han hecho que la crisis de vivienda se agrave cada vez más. “Hemos escuchado a parejas jóvenes que han tenido que abandonar la idea de aumentar su familia porque no pueden permitirse una casa más grande. Hemos escuchado a familias que se ven obligadas a vivir en unidades de alquiler demasiado pequeñas, deterioradas o incluso inseguras, porque no pueden permitirse una alternativa en sus comunidades”.

En el marco del plan, el Programa Hogar en Ontario (Home in Ontario Program, HOP) ayudará a las personas a comprar su primera vivienda, contribuyendo al pago inicial con un préstamo compartido sobre el valor de la vivienda de hasta el 10 por ciento del valor de la misma.

De acuerdo con esa propuesta, no será necesario devolver el préstamo hasta que el propietario venda la casa o se mude, y en todo momento los propietarios tendrán la opción de readquirir la parte del gobierno.

El plan Viviendas Asequibles también ayudará a 311 mil hogares a pagar la renta con ayudas financieras directas y protegerá a todos los arrendatarios frente a arrendadores abusivos, tomando medidas drásticas contra la práctica de hacer reformas para desahuciar al poner fin al descontrol de viviendas desocupadas.

El plan del NDP también plantea la construcción de 69 mil viviendas asequibles y 30 mil hogares con ayudas y soportes, además de implementar una estrategia de Vivienda Primero (Housing First) para abordar la creciente crisis de personas sin hogar, enfrentarse a los especuladores sin escrúpulos y desarrollar una serie de medidas para aumentar la oferta de viviendas.

“Durante décadas, los gobiernos liberales y conservadores han hecho que la crisis de vivienda se agrave cada vez más”, denunció Horwath. “Siguen inventando reglas y trampas que ayudan a los inversores multimillonarios a intercambiar propiedades y dejan que la gente común se pelee por los restos, a precios inflados”.

El NDP considera que la población de Ontario debe poder acceder a una vivienda digna para vivir.