TEMAS COTIDIANOS: La suegra…

ASSEL ARZUZA*

“Es que no puedo olvidar todo lo que mi suegra dice, todos sus comentarios irónicos y con cizaña sobre mi cultura, familia, país, mi forma de ser… ni mucho menos todo lo que me hace, es que hasta planeó un encuentro con la ex de minovio, ¿Tú sabes lo que es eso?” Cliente, 30 años, Chile. Es usual escuchar estos comentarios. Si te ha pasado, no te preocupes, hay un grupo amplio de nueras que lo padece. Es parte de un proceso de asimilación que pasan algunas suegras y nueras. Para mejorar esto se requiere de empatía, asertividad e inteligencia emocional, acompañamiento y apoyo. Hoy compartiré estrategias que han servido en terapia a las nueras. Es necesario comprender que son resultado de procesos clínicos y que lo ideal es que cuentes con ayuda profesional para manejar estas estrategias de manera profunda y personalizada. Aquí están:- Cada vez que tu suegra te hiera, recuerda con el corazón: ella no te odia. Realmente no tiene nada en tu contra, de hecho, si no fueras la esposa de su hijo, serían amigas. Sólo se siente amenazada por ti, de perder la importancia y lugar que tiene en la vida de su hijo. Entiéndela. Conéctate con su miedo y amor. Respira. Aléjate para no contestarle en modo defensa–ataque con palabras que, luego, no podrás recoger. – Tu suegra quiere la mejor mujer para su hijo, como tu madre quiere el mejor hombre para ti. Y no es que no te crea buena, es que, lo más preciado es su hijo y estará atenta de tus “defectos” y errores para advertirle y protegerlo a él del dolor que le puedas causar porque lo quiere feliz y te quiere lo más perfecta posible para él. – Nunca hables mal de ella a tu pareja. Él no es responsable de esta situación. Él ama a su mamá. Lo pondrías a escoger entre ambas y tu meta no es ocasionar guerra entre ustedes, es lograr la armonía familiar.

*Psicóloga y Coach online, Master en Neurociencias, certificada en Inteligencia Emocional. www.jasselarzuza.com