Programa de Trabajadores migrantes temporales: nuevas sanciones

Ottawa dio a conocer esta semana las nuevas sanciones que serán impuestas a aquellos empleadores de trabajadores migrantes que violen las reglas del Programa de Trabajadores Temporales Extranjeros (TFWP sigla en inglés) y del Programa de Movilidad Internacional (IMP).

 

El anuncio fue hecho por el ministro federal de Trabajo y Desarrollo Social, Pierre Poilievre, quien manifestó que el gobierno había anticipado en junio de 2014 sobre la implementación de drásticas y ejemplares sanciones a quienes no cumplieran con las normas de estos dos programas de inmigración laboral canadiense.

 

De esta manera, los empleadores que infrinjan las reglas de cualquiera de estos programas podrían estar sujetos a multas que van desde los $500 a los $100.000 dólares canadienses, y de hasta $1 millón en un periodo de un año, dependiendo de la gravedad de la falta.

 

Además, la actual suspensión por dos años a los programas por incumplir las normas, será reemplazada por prohibiciones más severas que van de uno a diez años. Sin embargo, y dependiendo de la infracción, el empleador también podría ser sancionado de manera permanente con la exclusión de estos programas.

 

Con el endurecimiento de estas sanciones se busca que los empleadores cumplan a cabalidad con las normas laborales, no continúen con el abuso y den buen trato a los trabajadores migrantes. (Ver listado de empleadores que han violado las normas).

 

Estas nuevas sanciones hacen parte de los cambios realizados al sistema de inmigración canadiense que fueron promulgados como nueva ley en junio de 2014 y las mismas entrarán en vigor en diciembre de 2015.

 

Desde 2010, el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Social de Canadá ha revocado más de 400 Evaluaciones de Impacto de Mercado Laboral (LMIAs sigla en inglés), por incumplimiento de las normas por parte de los empleadores.