Un crucero con pura alegria colombiana

1-Directivos y voluntarios de la Casa Cultural Colombiana
-Directivos y voluntarios de la Casa Cultural Colombiana

El Northern Spirit partió puntual a la una de la tarde y casi con cupo completo desde Harbourfront. La canícula en su máximo esplendor en ese domingo de Toronto y se fueron a navegar más

de 450 latinos -uno que otro canadiense de otros orígenes entrevera- do en la fiesta. Y vinieron entonces cuatro horas de fiesta que si bien era con sentiudo panamericano, tuvo como centro la celebración de la Independencia de Colombia. Claudia Montoya, la presidente de la Casa Cultural Colombiana, a la cabeza del evento, hizo el protocolo de- bido: himnos de Canadá y Colombia y luego ordenó que los pasajeros se divirtieran.

La gente, muy obediente, y animadas por la excelente música del DJ Alejo, hizo caso.A la hora de comer: obleas, empanadas o lechona toli- mense, opciones todas cafeteras -como lo eran los vestidos típicos de recolectoras de café de las chicas y los sombreos ‘vueltiaos’ de muchos yloscolores delabanderaqueflameabaenloaltodelaembarcación.