LA SUERTE DEL BISIESTO

SANTOS RECIBE PERSONALMENTE A TREINTA GUERRILLEROS DEL ELN DESMOVILIZADOS
SANTOS RECIBE PERSONALMENTE A TREINTA GUERRILLEROS DEL ELN DESMOVILIZADOS

CATALINA CHAUX*

En marzo, las Farc, la mayor guerrilla colombiana firmaría la paz con el gobierno. El ELN aún no decide hacer lo mismo. EFE

Para algunos, los años bisiestos significan la ocurrencia de una serie de eventos desafortunados, para otros es asociado con posibilidades y oportunidades que se presentan cada cuatro años. Lo cierto es que sea una u otra la creencia, este año trae consigo una serie de retos importantes para todos los países sin importar su grado de desarrollo. He aquí los aspectos que considero de mayor relevancia, sin querer decir que no haya otros de igual importancia.

El cambio político en América Latina. Sin lugar a dudas las elecciones en Venezuela y en Argentina han sentado un precedente importante para lo que podría ocurrir en otros países de la región. Tanto la Asamblea Nacional en el primer caso, asi como el cambio de gobierno y de tendencia en el segundo, enfrentan retos importantes en lo político, lo social y en lo económico y lo que allí ocurra tendrá impacto en las elecciones de países como Ecuador. El reto de Chile y Brasil es grande particularmente con los cuestionamientos que se han hecho a los respectivos gobiernos. El de Brasil es aun mayor con la ocurrencia de los juegos olimpicos que traen la atención del mundo en momentos en los que se está viviendo una emergencia de salud por el Zika.

El Proceso de paz en Colombia. Las negociaciones con las FARC han generado inmensas expectativas como es obvio, tanto en el país como en el ámbito internacional, especialmente cuando el gobierno ha puesto la fecha específica del mes de marzo para concretar los acuerdos. Son muchos los interrogantes que aun existen sobre la aprobación, implementación y financiación de los acuerdos. La expectativa es doble al haberse hecho público que se está dialogando con el ELN.

El acontecer político en la burbuja norteamericana. En lugar de estar viviendo un proceso electoral democrático fundamentado en ideologías, planes y programas parece que estuviéramos asistiendo a un “reality” carente de valores donde los ataques bajos y el dinero son los factores de mayor relevancia, particularmente entre los Republicanos. El miedo y la carencia de conocimiento son los propulsores de fuerzas hacia uno u otro bando que al final puede llegar a tener un devastador efecto en el mundo.

Canadá no se queda atrás con los retos de este y los años siguientes. Trudeau ha comenzado un gobierno que ha traído la sensación de esperanza y renovación para una amplia mayoría. Si bien se respira un aire refrescante, esto no lo aleja de enfrentar retos enormes con la recesión económica, el aumento del desempleo, la baja en los precios del petróleo, uno de los principales componentes económicos, los compromisos adquiridos con los refugiados, la participación en la lucha contra ISIS, son algunos de los factores que han generado inmensas expectativas en el canadiense.

El fenómeno del niño. Tiene un alto impacto en la economía, tanto en la producción agropecuaria como en los recursos hídricos, la producción eléctrica, las condiciones y la calidad de vida la población, las necesidades y los patrones de comportamiento.

Aun cuando muchos insisten en que el cambio climático no existe y pretenden minimizar los efectos de los cambios recientes, lo cierto es que la humanidad si está teniendo un efecto nefasto en todos los recursos ambientales. Si no educamos a las nuevas generaciones para ser más conscientes en su uso y en los efectos del consumismo frenético, las consecuencias no solo serán irreversibles, sino que serán cada vez más palpables y catastróficas. El reto es para el mundo y va mas allá de la implementación de los acuerdos conseguidos el año anterior en Paris.

No es fácil predecir qué ocurrirá en cada uno de estos campos, pero sin lugar a dudas vale la pena reflexionar en cuáles de ellos podemos tener impacto y cuál debe ser el accionar para no ser solo observadores pasivos de aquellos en los cuales podemos tener algún tipo de injerencia o participación. Sin duda han quedado otros puntos de vital importancia que mencionaré en una próxima entrega.

* Abogada colombiana, con especialización en Derecho Económico, Master en Resolución de Conflictos y Coach Profesional con énfasis en mejoramiento de comunicaciones, manejo de conflictos e intercambios culturales. cchaux@checsconsulting.com