Canadá suspenderá regulaciones federales de vacunación contra la COVID-19

A partir del 20 de junio el gobierno canadiense suspenderá las regulaciones oficiales sobre la vacunación contra la COVID-19 para los viajeros nacionales e internacionales salientes y los trabajadores regulados por el gobierno federal.

En un anuncio oficial realizado por varios ministros se explicó que a pesar de que habrá significativos cambios, los requisitos para los ciudadanos extranjeros que ingresan a Canadá no van a variar.

Durante la conferencia, algunos ministros elogiaron la alta tasa de vacunación del país, pero el ministro de Asuntos Intergubernamentales, Dominic LeBlanc, advirtió que el gobierno está preparado para “traer de vuelta” las políticas necesarias si hay un resurgimiento del virus en el otoño.

LeBlanc añadió que la decisión de abandonar el mandato federal no es una respuesta a la seluación de atrasos y cancelaciones en los aeropuertos de Canadá, sino que está “basada en la ciencia”.

La Agencia de Salud Pública de Canadá se ha mantenido informando una disminución constante del número de casos de COVID-19, aunque las provincias ya no proporcionan pruebas moleculares de COVID-19 para el público en general y los informes federales se han vuelto menos reglamentados.

El mandato de vacunación también se levantará para los viajeros nacionales en trenes y autobuses de pasajeros, lo que permitirá que los canadienses no vacunados se muevan más libremente por el país, así como los trabajadores federales que han recibido una licencia sin sueldo debido a su estado de vacunación.

Si bien más del 89 por ciento de los canadienses mayores de 12 años tienen al menos dos dosis de una vacuna COVID-19 aprobada, solo alrededor del 55 por ciento de ellos han recibido una vacuna de refuerzo.