El caso Boca: ¿Sanción ejemplar o daño colateral?

Según el diario español As, la Confederación Sudamericana de Fútbol habría optado por perder la quinta plaza de clasificación a los mundiales para no dejar a Boca Juniors sin copas internacionales. 

 

GENNY DURÁN

 

Un espectáculo esperado por todos los amantes de este deporte, el tercer capítulo de la trilogía del ‘superclásico’, la vuelta de los octavos de final de la Copa Libertadores, se convirtió en un hecho lamentable y vergonzoso. En su visita a la Bombonera, los jugadores de River Plate fueron agredidos por gas pimienta, cuando se preparaban para salir al campo para disputar la segunda mitad de un encuentro, que se mantenía con el marcador inmóvil, pero con la ventaja de los millonarios por la victoria en casa (1-0).

 

Leonardo Ponzio de River Plate se limpia el rostro luego de que lanzaran una sustancia irritante desde la tribuna. EFE
Leonardo Ponzio de River Plate se limpia el rostro luego de que lanzaran una sustancia irritante desde la tribuna. EFE

Esta vez no hubo muertos, como en otras catástrofes que tiñeron de luto al fútbol argentino; sin embargo, ardieron los rostros de los futbolistas argentinos malogrando una vez más la honorabilidad de un deporte, que en Argentina es un credo.

 

La FIFA habría presionado para forzar un castigo ejemplar, y así, apelar al castigo que más duele, el deportivo. Una matriz de opinión generalizada sugería dos años de expulsión de las competiciones para los ‘Xeneizes’. Sin embargo, el peso del escudo aplastó el tamaño de la pena, reduciéndola a una minúscula expresión. De esta manera, Boca quedó eliminada de la edición 2015 de la Libertadores, pero podrá jugar en la Bombonera 4 partidos a puertas cerradas y otros 4 sin público como visitante.

 

Además, deberá abonar 200 mil dólares de multa.

 

El triunfo en los escritorios, dejó expuesta la fragilidad del castigo, así como la integridad de la Conmebol. Tal y como Daniel Angelici había anunciado, este lunes se produjo la apelación del fallo. Sin embargo, la lucha contra la violencia es todavía una asignatura pendiente para la Conmebol, que se sumaría, como todo parece indicar, al desafortunado capítulo de haber optado perder la quinta plaza de clasificación a los mundiales para no dejar a Boca sin participación en torneos internacionales.