El Ministro de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía de Canadá, Sean Fraser, anunció el martes en nombre de Harjit S. Sajjan, Ministro de Desarrollo Internacional, una nueva iniciativa para empoderar y proteger a las mujeres y niñas de la región centroamericana.

Con un compromiso de 10 millones de dólares durante los próximos 4 años, Canadá aseguró que trabajará con la Organización Internacional para las Migraciones y la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados con la finalidad de ayudar a las mujeres y niñas afectadas por la migración irregular y el desplazamiento forzado en Honduras, Guatemala y El Salvador.

El proyecto brindará apoyo específico a esas tres naciones de donde proceden un gran número de migrantes. Los objetivos se centrarán en los requisitos más urgentes y de alto impacto identificados en las prioridades nacionales del Marco Integral de Protección y Soluciones Regionales para reducir los motivos fundamentales que llevan a la migración de alto riesgo y el desplazamiento forzado. De igual manera se pretende facilitar el retorno o la protección internacional de mujeres y niñas.

Las actividades incluidas en el proyecto abordan la situación de personas necesitadas de protección internacional, desplazados internos, mujeres y niñas en riesgo de desplazamiento, refugiados y solicitantes de asilo. Se pronostica que esta iniciativa ayude a mejorar las condiciones de vida y los mecanismos de protección de unas 5.000 mujeres y niñas centroamericanas que viven actualmente en un alto grado de vulnerabilidad.