Ómicron: una nueva carrera contra el tiempo

La noticia de la aparición y diseminación de Ómicron alrededor del orbe despiertan nuevas inquietudes para la comunidad científica que ya trabaja para evitar una nueva oleada de Covid-19.

La variante (B.1.1.529) del virus SARS-CoV-2 centró en los los los últimos días una reunión emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) pues sus expertos reconocen que poco se podrá hacer hasta conocer los pormenores de esta cepa.

Datos preliminares indican que aunque escasean los datos, al parecer la mutación detectada en noviembre en Sudáfrica pudiera ser más trasmisible que la Delta, la cual causó estragos en todas las latitudes.

Los expertos alertan que un aspecto clave a tener en cuenta sería la falta de equidad en la distribución de las vacunas antiCovid-19 a nivel mundial, lo cual coloca a millones de personas en la diana de los efectos de una nueva posible ola.

Mientras menos personas tengan acceso a los inmunizadores más posibilidades tiene el virus para evolucionar y entonces aparezcan más variantes.

La OMS señala además que Ómicron tiene una gama muy inusual de mutaciones lo cual podría contribuir a evadir la respuesta inmune del cuerpo y convertirla en mucho más transmisible.

Las investigaciones realizadas hasta la fecha indican que su valor de reproducción efectiva ea  de nivel dos, un punto de transmisión nunca visto durante desde el inicio de la Covid-19.

En opinión de los científicos todavía falta mucho por aprender de Ómicron, por ejemplo si genera más riesgo de hospitalizaciones, gravedad clínica y muertes o mayor reducción de la eficacia de las vacunas.

CANADÁ YA REPORTA CASOS

Hasta esta semana se han descubierto varios casos de la contagiosa variante en Ottawa y Québec a través de viajeros procedentes del sur de África.

En estos momentos los trabajadores de la salud pública continúan rastreando los contactos de dichas personas en un intento por cortar la transmisión.

Aún así, las autoridades advierten que es probable que se encuentren en los próximos días más casos en el país y llaman a extremar las habituales medidas higiénicas para evitar infecciones.

De manera general ya se estudia un grupo de regulaciones para frenar la entrada y transmisión de esta nueva variante en la nación, entre las que se incluye un mayor control sobre los viajeros, especialmente aquellos que provengan de las naciones que ya reportan casos de Ómicron.

Los ministros de salud del G7, donde se incluye nuestro país, se reunieron también de manera virtual para discutir los modos de enfrentar esta nueva amenaza y subrayaron la importancia de garantizar una mayor distribución de las vacunas y los apoyos necesarios para controlar la propagación del virus.