SHOW ACUSTICO SALVO LA NOCHE:
Cepeda, muy aplaudido luego
de controvertida presentación

FREDDY VELEZ*

Las fanáticas, felices! Fotos: Freddy Velez

Andrés Cepeda, acompañado por un tecladista y un guitarrista, dio un sentido concierto acústico el pasado viernes en Brampton, show disfrutado y aplaudido por un millar de sus seguidores. Pese a todo.

La previa del show del ganador de Grammy Latino en el 2013 estuvo llena de drama. Especulaciones sobre la cancelación del evento y quejas de los asistentes –virales en medios sociales hasta el martes- por la demora en abrir la venta de comidas y bebidas, porque el show no incluyó a la totalidad de músicos y por otros detalles de organización.

Latino Eventos, dirigida por Diana Rivera, dio la cara esa misma noche; la misma Rivera presentó excusas a los asistentes y luego ha explicado en medios algunos detalles de lo que llevó a una crisis que se sorteó a última hora para bien de los que pagaron boletas y llenaron el salón de banquetes.

Andrés Cepeda. Foto: F. Velez

La situación fue la siguiente, de acuerdo a las versiones de las partes:

Hubo molestias entre los productores y el manager del artista porque no se habían cumplido en los tiempos y con asegurar los equipos técnicos –sonido- y porque, según lo dijo el manager Luis Miguel Oliver a Correo Canadiense, “sólo hasta las 9:30 p.m. del viernes se recibió el faltante del dinero acordado”.

Diana Rivera dijo que “en la tarde del viernes, como estaba estipulado, se llevó e intentó cancelar ese dinero pero el manager no quiso recibir el dinero, alegando que no se podía hacer el show si no estaban los equipos exigidos”.

Rivera acepta parcialmente su responsabilidad –excusada en falta de experiencia en esa parte y en haber tenido problemas y demoras ajustando los costos de logística dentro del presupuesto. Ella dice “haber hecho lo mejor posible y se cumplió pues finalmente se dio un gran show, lo que la gente quería que era ver a un artista de la talla de Cepeda”.

Las puertas se abrieron a tiempo, a las 8:00 p.m. –incluso para evitar que los asistentes se afectaran por la llovizna. El bar y la venta de comidas se retrasó –una hora- mientras se sorteaba el impasse con el artista y “para evitar posibles desmanes posteriores en caso de cancelación”, según dijo Rivera.

El propio Cepeda, recién al subir al escenario, dijo que se presentaba “por respeto al público, pese a los incumplimientos por parte de la organización”.

Del show vale decir que tuvo temas largamente coreados por la multitud . Los asistentes no eran solamente colombianos, tampoco eran exclusivamente gente joven. Pero todos disfrutaron de las canciones con dejo romántico autoría del cantante -como Besos Robados- y de sus versiones de algunos boleros -Me Importas tu- e incluso una cumbia. Un momento especial, aquel cuando Cepeda saltó de la tarima para acercarse a la primera fila y subirse a un asiento para hacer una sola voz con sus fanáticos. Los flashes de los celulares explotaron por miles y los gritos, abrazos y gestos de emoción fueron incontables.

Todo pudo ser mejor -el sitio que fue aceptado por el artista, faltaron los otros tres músicos, también los videos, algo del repertorio; pero aún así, salvaron la noche el artista con su calidad interpretativa y su carisma, y el acuerdo in extremis que se logró con la mediación hasta de funcionarios consulares colombianos-.